Archive for enero, 2013

jueves, enero 31st, 2013

Por JANIE McCAULEY, (AP)

NUEVA ORLEANS, Luisiana, EE.UU. (AP) — Los 49ers de San Francisco señalaron que han abordado el asunto de las declaraciones homofóbicas de su cornerback Chris Culliver vertidas durante una entrevista el día de prensa del Super Bowl.

El equipo no dio detalles el miércoles sobre si el jugador, en su segundo año en la NFL, sería objeto de alguna medida disciplinaria.

Durante una entrevista efectuada el martes en el Superdome, Culliver respondió a preguntas del comediante Artie Lange en las que dijo que no le agradaría tener un compañero homosexual en el equipo. También dijo que los 49ers no tenían jugadores homosexuales, y que si los tuviera, éstos deberían irse.

«Los 49ers de San Francisco rechazan los comentarios vertidos ayer, y hemos abordado el asunto con Chris», dijo el equipo. «No hay lugar para la discriminación en nuestra organización a cualquier nivel. Siempre hemos apoyado y apoyaremos orgullosamente a la comunidad homosexual».

Culliver, de 24 años, planea abordar formalmente el tema de sus declaraciones en una conferencia de prensa el jueves por la mañana, de acuerdo con su representante de relaciones públicas, Theodore Palmer.

«Chris está muy arrepentido por el agravio que pudo haberle causado a cualquiera», dijo Palmer en entrevista telefónica. «No era esa su intención. Es una de las personas que se congratula por las diferencias. Todo esto fue simplemente un gran error. Fue malinterpretado».

En la entrevista del martes, Lange le preguntó a Culliver cuáles eran sus planes con las mujeres durante la semana del Super Bowl, y luego le preguntó si consideraría hacer planes con un hombre gay.

«Yo no hago eso», respondió Culliver. «No hay gays en el equipo. Tienen que irse si los hay».

La ciudad de San Francisco y el área de la Bahía se distinguen por su postura abierta y progresista, y son hogar de una numerosa comunidad gay.

jueves, enero 31st, 2013

Por BRETT MARTEL, Escritor de deportes (AP)

NUEVA ORLEANS (AP) – Jack y Jackie Harbaugh están gastando la semana del Super Bowl celebrando la buena fortuna de tener dos hijos en la cúspide del fútbol americano profesional.

Una vez que el Super Bowl entre los Cuervos de Baltimore de John Harbaugh y los 49ers de San Francisco de Jim Harbaugh haya terminado este domingo por la noche, los padres saben que su primera prioridad será manifestar su apoyo al entrenador que no llegó a levantar el Trofeo Lombardi.

»Lo único que sí pienso es sobre cuando termine el partido. Va a haber un ganador y va a haber uno que va a estar totalmente decepcionado. Mi pensamiento se dirige a aquel que no va a experimentar la emoción de la victoria», dijo Jack Harbaugh. »Ahí es donde nuestros pensamientos estarán».

Harbaugh explicó que Jackie y él tuvieron un “simulacro” sobre cómo manejar el final del juego la temporada pasada después del partido cuando los Niners perdieron ante Baltimore en la noche de Acción de Gracias.

Después de salir de una oficina en el estadio donde vieron el partido – en privado y sin emociones – el primer vestuario al que visitaron fue el de los Ravens.

»Todos hemos experimentado esa emoción de victoria, los chicos saltando arriba y abajo, con la sonrisa en el rostro de John. Simplemente estaban extasiados. … Entonces te das cuenta de que no te necesitan aquí», dijo Jack. »Caminas por el pasillo, y entras al vestuario de los 49ers y caminas alrededor y ves a los jugadores caminando – esa mirada en sus ojos, esa mirada de no tener éxito y de quedarse cortos. Abrimos un par de puertas y finalmente vimos a Jim todo solo en esa habitación, sólo una mesa y una silla. Todavía estaba en su vestimenta del partido. Su cabeza en sus manos y lo miras a los ojos y te das cuenta de que aquí es donde se te necesita como padre”.

»Cada padre puede identificarse con eso», continuó. »La noche del domingo, vamos a experimentar estas dos grandes emociones. Nuestros pensamientos estarán con el que se quedé un poco corto».

Ahora viene el segundo acto en Nueva Orleans, que resulta ser la casa de otra pareja de padres que pueden relacionarse a ver partidos de la NFL que involucran a dos de sus hijos en los equipos rivales: los Manning.

Como resulta, Jack Harbaugh, dijo que Archie Manning lo llamó antes del duelo Niners-Ravens de la temporada pasada en jueves por la noche para ofrecerl un consejo.

»El consejo fue el siguiente: ‘Esto terminará el viernes. Te prometo que se acabará hasta el viernes”’, recordó Harbaugh. »Efectivamente fue un gran consejo y eso es exactamente lo que pasó».

El mayor de los Harbaugh fue un entrenador de toda la vida, y un ex asistente de Bo Schembechler en Michigan, donde Jim fue el mariscal de campo antes de iniciar su carrera como jugador de la NFL, seguido por una carrera como entrenador universitario y luego su debut como entrenador en jefe en la NFL justo la temporada pasada en San Francisco.

Jack acreditó a Jackie por llevar a sus hijos a las prácticas de Michigan cuando eran jóvenes para que pudieran aprender acerca de lo que su padre hacía durante largos días en el trabajo. Y él estaba muy emocionado de que querían jugar y después ser entrenadores de fútbol americano.

Ahora eso los ha puesto en la mira en el Big Easy, donde los padres Harbaugh estaban oportunamente a gusto cuando se sentaron – estilo programa de entrevistas – en sillones frente a una gran multitud de medios de comunicación internacionales.

Jack abrió la conferencia de prensa en alta voz preguntando retóricamente: »¿Quién lo tiene mejor que nosotros?»

Luego, Jackie y él exclamaron: “¡Nadie!»

Al parecer, estuvo bien ensayado, ya que ha sido durante mucho tiempo un lema de la familia.

Pero cuando se trata de navegar por el resto de la semana del Super Bowl, reconocieron que eran neófitos, y no tenían mucho planeado más allá de pasar tiempo con familiares y amigos. Ellos ni siquiera sabían donde estaban sentados para el juego. Añadieron que ambos hijos simplemente han instado a asegurarse de que disfruten de la experiencia.

Cuando se les preguntó si el conocimiento de que un hijo perdería disminuirá su amor por el juego, Jackie Harbaugh dijo: »Yo no lo creo, porque vamos a ver a ambos después del partido. Vamos a abrazar a los dos y decirles lo orgullosos que estamos de ellos”.

miércoles, enero 30th, 2013

Por BARRY WILNER,Associated Press

NUEVA ORLEANS — Los 49ers de San Francisco nunca han perdido en un Super Bowl, con un inmaculado record de 5-0. Es la marca más impresionante de un equipo en el partido por el campeonato de la NFL.

Baltimore también está invicto, ya que los Ravens salieron victoriosos en su única participación, la de 2001.

A alguien le tocará encajar su primera derrota en un Super Bowl tras el duelo del domingo en el Superdome.

Los Ravens (13-6), que en las apuestas no aparecen como los favoritos, atraviesan el tipo de racha que hace recordar a recientes campeones.

Algo similar ocurrió el año pasado con los Giants de Nueva York, que ganaron un partido de wild card en casa, y luego dos choques de playoffs como visitante, incluyendo una electrizante definición en tiempo extra.

Los Giants recuperaron a sus jugadores lesionados para la recta final, algo que los Ravens han rubricado, sobre todo en su defensa. Sus estelares linebackers Ray Lewis y Terrell Suggs han reverdecido laurales tras padecer lesiones en la temporada regular.

«Creo que hemos encontrado la manera de tenernos fe, y que lo demás no tiene importancia», dijo Lewis, quien se retirará de la NFL tras el partido. «Eso es lo que resalta de este equipo. Cuando salimos a jugar, lo único que importa es que saldremos victoriosos, y todos compartimos la misma convicción. Así ha sido nuestro recorrido, sin importar los altibajos de alguien, la lesión de alguien. Encontramos la forma de apoyarnos mutuamente».

Baltimore compró los pasajes para viajar a Nueva Orleáns tras una victoria en Nueva Inglaterra, donde los Ravens sucumbieron antes los Patriots en el partido de campeonato de la Conferencia Americana el año pasado. Pero humillaron a los Patriots al superarles 21-0 en la segunda mitad.

San Francisco (13-4-1) también se quedó esperando en el umbral hace un año, al perder ante los Giants en la final de la Conferencia Nacional. Esa derrota inspiró a los 49ers de la misma manera que el fracaso de 2011 motivó a los Ravens.

La columna vertebral de estos Niners es una defensa ruda y hermética, atributos que han sido la tarjeta de presentación de los Ravens durante varios años, aunque no de la misma manera en 2012 como lo fue en las 17 temporadas previas de Lewis.

El linebacker Patrick Willis, quien como Lewis usa el número 52, es el eje.

«Uno veía esto cuando eras un niño creciendo», dijo Willis. «El solo tener la oportunidad de poder jugar en este partido, luego de cuatro años (sin ir a los playoffs). Hace un año estábamos en casa viendo a otros equipos disputarlo. Nos quedamos cortos por un partido el año pasado. Es verdaderamente especial el poder estar acá».

Para hacerlo más especial, el ataque de San Francisco deberá eclipsar al de Baltimore. Los Ravens han anotado 90 puntos en tres partidos, y los Niners suman 73 en dos.

La defensa de Baltimore se creció ante Andrew Luck, Peyton Manning y Tom Brady. Ahora le toca enfrentar a un mariscal de campo completamente diferente en Colin Kaepernick. Habilidoso para escaparse corriendo, su brazo de cañón y llamativo temple para apenas dos años como profesional, Kaepernick asoma como muy peligroso para los Ravens. La defensa de Baltimore, después de todo, no se caracteriza, por estar entre las más rápidas en la liga.

En todo caso, los 49ers tendrá las manos llenas con Joe Flacco, el único quarterback en la historia que ha ganado un partido de postemporada en cada una de sus primeras cinco temporadas. Flacco también ha ganado seis partidos como visitante en los playoffs, otro récord en la liga.

Fue superior a Brady, el quarterback más laureado de los últimos tiempos, en dos finales consecutivas de conferencia.

Pero tiene sus detractores, ya que esta es su primera ocasión en un Super Bowl tras cinco intentos.

«Uno siempre está pendiente a las cosas que se dicen de tí y cuando se duda de lo que tu ambicionas hacer, por lo que uno busca demostrar que pueden estar equivocados», dijo. «Acá nos apoyamos todos y eso es un asunto secundario».

Aunque los Ravens y 49ers pelean por el título, los hermanos Harbaugh, John de los Ravens y Jim de los 49ers, se encuentran en el primer Super Bowl que enfrenta a dos entrenadores de una misma familia. Se han divertido hablando sobre el tema durante esta semana, pero el domingo no estarán para bromas.

Y será John el que saldrá victorioso.

GANARÁN LOS RAVENS, 27-24.

miércoles, enero 30th, 2013

NUEVA ORLEANS, Luisiana, EE.UU. (AP) — Sonriente y hasta burlándose de las preguntas sobre una versión que lo vincula con una compañía que elabora sustancias para mejorar el rendimiento, Ray Lewis dijo el miércoles «nunca consumí» el producto.

El linebacker de los Ravens de Baltimore afirmó sentirse «perturbado», pero no furioso de que el reportaje se difundió justo durante la semana previa al Super Bowl que su equipo disputará el domingo contra los 49ers de San Francisco.

Lewis afirmó que está seguro que sus compañeros no se distraerán por lo publicado en Sports Illustrated. La revista indicó que Lewis pidió ayuda a una compañía que elabora píldoras y un aerosol con extractos de cuernos de venado, el cual contiene material que se vincula a la hormona de crecimiento humano.

Lewis, de 37 años, es el líder de tacleadas en esta postemporada de la NFL tras sufrir un desgarro del tríceps que le provocó perderse 10 partidos de la temporada regular.

En una conversación privada con el entrenador de los Ravens, John Harbaugh, y luego en una rueda de prensa, Lewis se desvinculó de Sports With Alternatives To Steroids (SWATS, Deportes con Alternativas a los Esteroides). Sports Illustrated reportó que el dueño de la compañía, Mitch Ross, grabó una llamada telefónica con el linebacker unas horas después que Lewis se lastimó el brazo en un partido en octubre contra Dallas.

Según el reporte, Lewis le pidió a Ross que le enviara el aerosol con extracto de cuerno de venado y pastillas, además de otros productos producidos por la compañía.

«Es una historia cómica, porque nunca, jamás utilicé las cosas que él dice o lo que sea que se supone que hice. Y, de nuevo, es lamentable que alguien llame tanto la atención en una plataforma tan grande, donde los sueños son realmente reales», dijo Lewis el miércoles. «No necesito esto. Mis compañeros no necesitan esto. Los 49ers no lo necesita, nadie lo necesita».

La revista reportó que cuando habló con Lewis para su historia, admitió haberle pedido a Ross «más de los productos normales» la noche de la lesión, y que ha estado asociado con la compañía «por un par de años».

La postura de Lewis el miércoles fue distinta.

«Me dijo que (la historia) no tiene fundamento. Nos dijo en el pasado, y nos dijo ahora, que nunca ha utilizado esas cosas, jamás. Y le creo a Ray. Creo completamente en Ray. Tenemos una relación, conozco a este hombre. Y sé cuáles son sus ideales», dijo Harbaugh. «Es lamentable que sea algo que recibe tanta atención».

Harbaugh señaló que no cree que sus jugadores se verán afectados por la polémica esta semana.

Conocido por sus frecuentas referencias a Dios y la fe, el jugador más valioso del Super Bowl de 2001 calificó todo este episodio como un «chiste» y un «truco del diablo».

Bombardeado por preguntas sobre SWATS y otros temas deportivos, Lewis no recibió una sola pregunta sobre un capítulo oscuro en su vida: se declaró culpable de obstrucción de la justicia por dos asesinatos ocurridos en una fiesta en una discoteca en Atlanta después del Super Bowl en 2000.

«Todos aquí tenemos un pasado, ¿saben? ¿Pero cuánta gente vive en el pasado? No se trata de tu pasado, se trata de tu futuro», respondió Lewis a una pregunta sobre la concentración de los Ravens para el partido del domingo.

Cuando le preguntaron sobre el aerosol en cuestión, el tight end de San Francisco, Vernon Davis, opinó que «no creo que Ray usaría alguna sustancia».

miércoles, enero 30th, 2013

Por DAVID GINSBURG, Escritor de deportes (AP)

NUEVA ORLEANS (AP) – Bryant McKinnie estaba de pie en medio del Superdome y se maravilló con el espectáculo que le rodeaba.

Detrás del gigante tackle izquierdo de los Ravens de Baltimore, varias de las estrellas más notables del equipo estaban sentadas en mesas individualmente preparadas. Cada espacio contaba con enormes placas con nombres y estaban rodeadas por un bloqueo diseñado para mantener a la multitud de los entrevistadores a una distancia razonable. Era, después de todo, el día de prensa en el Super Bowl.

McKinnie miró por encima de su hombro con alegría. Su asignación del martes fue simplemente estar parado entre las masas y contestar las preguntas de las personas que estaban en el campo que llegaban con micrófonos extendidos a lo alto para tener unas pocas palabras del hombre de 2.03 metros y 160 kg.

Los que mantuvieron sus brazos en alto el tiempo suficiente para escuchar a McKinnie contar la historia de su temporada se vieron recompensados con una gran historia, que comenzó con un recorte salarial y terminó con un puesto como titular en su primer partido de campeonato de la NFL.

»Ha sido un viaje largo y extraño, pero me gusta la forma en que se va a terminar hasta el momento», dijo McKinnie. »Un paso más y puedo terminar con un anillo».

Antes de comenzar su campo de entrenamiento número 11 en la NFL, a McKinnie se le pidió aceptar menos dinero porque los Ravens necesitaban liberar más espacio en su tope salarial. Después de una buena cantidad de quejas, estaba de acuerdo con un contrato basado en incentivos.

Pero la racha de 60 inicios consecutivos de McKinnie terminó en el primer partido, cuando el entrenador John Harbaugh optó por iniciar a Michael Oher como tackle izquierdo y utilizar a McKinnie un suplente.

En su desacostumbrado papel en la banca, McKinnie se lesionó la cadera en el partido contra Dallas el 14 de octubre. Cuando el tackle derecho Kelechi Osemele se lesionó la semana siguiente en Houston, McKinnie tuvo la oportunidad de robarse un puesto como titular. Pero se agravó su lesión en la cadera y terminó de nuevo en la banca. Una semana tras otra pasó sin que tuviera la oportunidad de iniciar.

Finalmente, antes del final de la temporada contra Cincinnati, Harbaugh le dijo a McKinnie que le demostrara que estaba sano.

»El entrenador estaba como, ‘Muéstrame que ya estás sano. Muéstrame que puedes moverte»’, recordó McKinnie. »En el juego contra Cincinnati, me dijo: «Yo voy a dejar que juegues, demuéstrame que ya estás sano»’.

McKinnie salió de la banca y jugó bien. En ese juego, el guardia izquierdo Jah Reid se lastimó el dedo del pie y fue colocado posteriormente en la reserva de lesionados. Así, en el primer partido de playoffs contra Indianápolis, los Ravens pusieron a McKinnie de nuevo en su antiguo lugar como tackle izquierdo, moviendo a Oher a tackle derecho y poniendo a Osemele en lugar de Reid.

Demostró ser una combinación ganadora. Ahora 3-0 con McKinnie como titular, los Ravens buscan completar su racha el domingo ante los 49ers de San Francisco.

»Esta es una gran recompensa», dijo McKinnie. » Yo esperé mi tiempo y fui capaz de entrar ahí y ayudar al equipo a ir a donde quería llegar».

Es curioso cómo funcionan las cosas en la NFL.

»Lo que le ha pasado a Bryant no se puede sobrevaluar», dijo el centro de los Ravens Matt Birk. »Todo el año, estar sentado y esperar y esperar. Para su crédito, se mantuvo listo, se mantuvo en forma. Se mantuvo mentalmente listo para salir a jugar. No jugó en todo el año, y aquí está (el ala defensiva de Indianápolis) Dwight Freeney. La siguiente semana, aquí están Elvis Dumervil y Von Miller (de Denver). El hombre ha hecho un gran trabajo. Es un homenaje a su actitud y ética de trabajo».

Tal vez sea debido al dedo del pie de Reid, o quizás fue porque era justo el momento para McKinnie. Cualquiera que sea la razón, la línea ofensiva de Baltimore está mejor de lo que ha estado en toda la temporada.

»McKinnie ha jugado bien para ellos, y eso tuvo un efecto dominó», dijo el coordinador defensivo de San Francisco Vic Fangio. »Ellos pusieron a Oher como tackle derecho, que está jugando tackle derecho mejor que el tipo que tenían allí. Movieron (a Osemele) a guardia izquierdo y está jugando esa posición mejor que el tipo que tenían allí».

McKinnie, de 33 años de edad, por su parte, siente el beneficio del tiempo de juego limitado de septiembre a diciembre.

»Estoy más fresco que cualquiera», dijo.

Su tarea en el Super Bowl será ayudar a neutralizar al tackle derecho de los 49ers Justin Smith, un veterano de 12 años que está jugando con un tríceps izquierdo parcialmente roto.

»McKinnie ha sido un buen jugador en esta liga por mucho tiempo», dijo Smith. »Creo que la racha en la que se encuentran, él está ahí jugando bien al fútbol americano. La combinación de su línea ofensiva en estos momentos les está funcionando bien. Están jugando su mejor fútbol americano cuando más lo necesitan».

miércoles, enero 30th, 2013

Con información de (AP)

NUEVA ORLEANS (AP) – Brett Favre regresa a la NFL – para trabajar con NFL Network.

El ex quarterback tres veces JMV de la NFL se unirá a la tripulación para la cobertura durante todo el día del partido del domingo por el campeonato de la NFL entre los Cuervos de Baltimore y los 49ers de San Francisco.

No se ha sabido mucho sobre Favre desde que se retiró después de la temporada 2010. Él vuelve a la ciudad donde dirigió a los Empacadores de Green Bay a una victoria por 35-21 sobre Nueva Inglaterra en el Super Bowl de 1997.

Favre le dijo en un correo electrónico a la Prensa Asociada que no extraña «la rutina y el estrés del fútbol americano del día a día, pero que sí echaba de menos a sus compañeros de equipo y entrenadores».

Él también dijo que »va ser enorme poder volver a conectarme con los aficionados de la NFL durante todo el Super Bowl».

Favre se unirá al anfitrión Rich Eisen y a varios jugadores ganadores de Super Bowl, incluyendo a Marshall Faulk, Kurt Warner y Deion Sanders.

miércoles, enero 30th, 2013

RENTON, Washington (AP) – El apoyador de los Seattle Seahawks Leroy Hill ha sido arrestado después que la policía dijo que el asaltó a su novia y la mantuvo en su casa en contra de su voluntad.

Según un comunicado del Departamento de Policía de Issaquah la mañana del miércoles, Hill fue arrestado en la investigación por encarcelamiento ilegal, violencia doméstica y violencia de tercer grado en asalto doméstico. La policía de Issaquah dijo que Hill ingresará a la cárcel del condado de King.

La policía llego a la casa de Hill alrededor de las 4 pm del martes. Una Muchacha 26 años de edad, dijo que había sido asaltada varias veces y que la mantuvieron en la casa de Hill en contra de su voluntad. La policía dijo que la mujer escapó de la casa cuando Hill estaba en el baño. Fue tratada en un hospital y puesta en libertad.

Un portavoz de los Seahawks dijo que el equipo está consciente de la situación. Hill se convertirá en agente libre en el receso de temporada.

miércoles, enero 30th, 2013

NUEVA ORLEANS (AP) – La NFL ha elegido a sus siete tripulantes para dirigir el Super Bowl del domingo entre los Cuervos de Baltimore y los 49ers de San Francisco.

Jerome Boger será el árbitro en su primer Super Bowl. Ha sido un oficial de la NFL durante nueve años, y ha trabajado en cuatro partidos de playoffs divisionales.

Los demás funcionarios anunciados el miércoles son Darrell Jenkins (umpire), Steve Stelljes (jefe juez de línea), Byron Boston (juez de línea), Craig Wrolstad (juez de campo), Joe Larrew (juez de banda) y Dino Paganelli (juez de back ).

Boger llegó a la liga como un juez de línea en 2004, y fue ascendido para arbitrar en 2006.

miércoles, enero 30th, 2013

NUEVA ORLEANS, Luisiana, EE.UU. (AP) — La NFL tiene 5.025 reporteros de 24 países acreditados para el Super Bowl, y algunos de ellos eligieron trabajar disfrazados el martes en el día de prensa.

Hubo un corresponsal de la cadena Nickelodeon disfrazado como un superhéroe llamado Pick Boy, con mallas negras, capa y adornos de colores naranja y verde fluorescentes.

Pick Boy se acercó al linebacker de los 49ers, Nate Stupar, y le preguntó si quería correr contra él. Stupar se negó porque según dijo no quería arriesgarse a una lesión por algo como eso.

«Diría que es la primera vez que me entrevista un tipo con capa», dijo Stupar. «Es entretenimiento y va a ser divertido andar por aquí toda la semana».

El cronista de Univisión Rafael Hernández Brito usó una máscara de lucha libre durante buena parte de la sesión.

Y el reportero de TV Azteca José Márquez Zamora parecía un payaso de rodeo, con la cara pintada, nariz de goma y zapatos grandes y puntiagudos cubiertos de lentejuelas. Márquez dijo que estaba vestido como un payaso típico de Monterrey, México, y que no le preocupaba si sus entrevistados lo tomaban en serio o no.

«No hago entrevistas sobre cosas serias», dijo. «Sólo me divierto con los jugadores, así que nuestros televidentes en México ven cosas interesantes y también se entretienen».

El lineman ofensivo de los 49ers Alex Boone recibió preguntas sobre su peinado, que es parecido a una mohicana.

A la pregunta de si tiene la mejor cabellera del equipo, respondió: «Definitivamente. Creo que viene del lado materno… Mi mamá tiene un bonito cabello».

Agregó que nunca en su carrera le habían preguntado sobre su cabello en una entrevista de fútbol americano, y luego reflexionó sobre la variedad de preguntas en el día de prensa, que lo convierten en un evento totalmente distinto a las entrevistas típicas de la NFL.

«Es raro. Muy raro. Hacen muchas preguntas y algunas de ellas no tiene que ver con el fútbol, y eso me asusta un poco», dijo Boone. «Pero es una experiencia. Estoy emocionado de estar aquí».

___

Por segundo año consecutivo, el día de prensa estuvo abierto a los aficionados que pagaran una entrada de 25 dólares. Se les permitió sentarse en las butacas de los laterales con buena vista hacia los jugadores en el campo.

De acuerdo con el portavoz de la NFL Michael Signora, hubo 5.479 asistentes con boleto pagado.

A su llegada, los aficionados recibieron una bolsa de regalos que incluía pequeños receptores de radio para escuchar las entrevistas. Otros objetos eran más bien muestras de patrocinadores, como papas fritas y detergente.

Entre el público se encontraban John Grimsley y Lisa Wyatt, de Baltimore, quienes se sentaron cerca de la cancha con sus camisetas púrpuras con el número 52 del linebacker Ray Lewis. Dijeron que valió la pena pagar por la entrada.

«Esta es una experiencia muy rara», dijo Grimsley, quien tiene boletos para toda la temporada de los Raves y para el gran juego del domingo.

«Nunca había estado en algo como esto. Poder ver a todos los Ravens mientras los entrevistan, ver a algunos de estos tipo así de cerca; no es algo que puedas hacer cuando vas a los partidos».

___

La periodista de The Associated Press Janie McCauley contribuyó a este despacho.

miércoles, enero 30th, 2013

NUEVA ORLEANS, Luisiana, EE.UU. (AP) — De todos los temas que Ray Lewis quería hablar en el día de prensa del Super Bowl, el relacionado a un Spray elaborado con extractos de cuernos de venado estaba seguramente entre lo último.

El linebacker de los Ravens de Baltimore declinó referirse directamente a los cuestionamientos tras la difusión de un artículo en la revista Sports Illustrated de que procuró la ayuda de una compañía que fabrica el poco ortodoxo producto para acelerar su recuperación tras sufrir el desgarro del tríceps derecho. Lewis ha sido el líder de tacleadas de la NFL en los playoffs tras perderse 10 partidos de la temporada regular.

La compañía, «Sports With Alternatives To Steroids» (SWATS), indicó que el producto contiene una sustancia prohibida que se vincula con la hormona de crecimiento humano.

Lewis, de 37 años y que de antemano anunció su plan de retirarse tras enfrentar a los 49ers de San Francisco en el Super Bowl el domingo, restó importante a la versión al tacharlo de «estupidez»

Sport Illustrated informó que el dueño de SWATS, Mitch Ross, grabó una conversación telefónica com Lewis, horas después que el jugador se lesionó su brazo en un partido contra Dallas el pasado octubre. Según la versión, Lewis le pidió a Ross que le enviara el rocío y píldoras, además de otros productos elaborados por la compañía.

La revista también aseguró que cuando contactó a Lewis para que diera su versión en el artículo, el jugador reconoció que le pidió a Ross «un poco más de lo habitual» en la noche de la lesión, y que ha estado relacionado con la compañía «unos cuantos años por medio de Hue Jackson».

Jackson es un ex técnico de quarterbacks de los Ravens, y además ex entrenador de los Raiders de Oakland. Hace dos años, dejó de promocionar a SWATS debido a sus lazos con la compañía quebrantaban las reglas de la NFL.

«Quieren que yo vuelva a hablar sobre una historia de hace dos años … así que no voy a hablar sobre eso», dijo Lewis el martes. «Es porque llevo 17 años en esto, y nadie se ha levantado temprano por las mañanas para entrenarse conmigo. Nunca ha habido una duda sobre los controles que me han hecho en la NFL. Nunca ha habido un cuestionamiento o si se ha sospechado de que consumido algo. Así que no me pondré a hablar sobre esa estupidez».

La NFL no respondió de inmediato a un pedido de reacción. George Atallah, portavoz de la asociación de jugadores, declinó formular comentarios.

«El equipo sabía sobre este artículo. Ray niega haber consumido algo y nada se ha encontrado en los controles», dijo el portavoz de los Ravens Kevin Byrne.

El entrenador de Baltimore John Harbaugh declaró que se enteró de la noticia en Sports Illustrated mientras iba a bordo del autobús que trasladaba al equipo al Superdome para el día de prensa.

«No he hablado con Ray sobre eso personalmente», dijo Harbaugh. «Lo que sí sé es que Ray se ha esforzado de manera increíble para recuperarse y volver, así que detestaría que algo pueda socavar todo su sacrificio para estar donde está ahora. Y tengo entendido que Ray ha salido limpio de cada control al cual se ha sometido a lo largo de su carrera. Nunca se ha tenido un control que muestre algo contrario».