Void

Cierres dramáticos

por: interceptado.com 28 / mayo / 2013

La final del Clausura 2013 del fútbol mexicano nos regaló uno de los cierres más emocionantes con América metiendo un gol en la última jugada del tiempo reglamentario anotado por su portero Moisés Muñoz para llevar el encuentro a tiempos extras. Tras 30 minutos donde no se pudo conocer al ganador, se tuvo que recurrir a los penales para decidir al ganador y en la serie desde los 11 pasos el América venció 4-2 a Cruz Azul, en lo que prácticamente parecía un título ganado por los Cementeros.

Esto me hizo pensar en los cierres más dramáticos en la historia del Super Bowl, que a lo largo de sus 47 ediciones nos ha dado la oportunidad de ver encuentros con resultados improbables y jugadas claves que han quedado en el recuerdo para todos aquellos aficionados de la NFL.

A continuación les doy mi Top 5 de cierres de partidos que no fueron aptos para cardiacos.

5. Super Bowl XXV: Giants 20-19 Bills

Los Bills partían como amplios favoritos porque fueron la mejor ofensiva de la liga y porque los Giants corrieron con algo de suerte para sacar a los Niners en los playoffs. Un partido en donde los Giants de Bill Parcells jugaron un partido muy inteligente adueñándose de la posesión del balón y dejando al ataque liderado por el QB Jim Kelly en la banca durante casi 40 minutos de juego. A pesar de eso, Kelly sacó su magia en la ultima serie ofensiva y en los últimos minutos lideró a su equipo a territorio rival para permitirle a su pateador una oportunidad para ganar el campeonato. A todos les quedará grabado el momento en que Scott Norwood tuvo la oportunidad de darle a los Bills el triunfo con una patada de 47 yardas al final del partido, sin embargo, el intento de gol de campo de Norwood se fue a la derecha. Un momento oscuro en la historia de Buffalo y que representó el primero de cuatro viajes consecutivos al Super Bowl y donde siempre se fueron con las manos vacías. Ese hecho los acredita como los eternos subcampeones de la NFL.

4. Super Bowl XLVII: Ravens 34-31 49ers

El Harbowl todavía lo tenemos fresco en nuestras memorias, pero además de todas las historias que antecedieron al partido como el duelo entre los hermanos John y Jim, el retiro del linebacker Ray Lewis, la increíble historia de Colin Kaepernick, etc., el juego estuvo cargado (excepto por los 34 minutos del apagón) de muchas emociones. Al principio, los Ravens tenían control pleno de las acciones con tres pases de anotación de Joe Flacco antes del medio tiempo y tras un regreso de patada para touchdown de Jacoby Jones para iniciar la segunda mitad, se pusieron arriba 28-6. Pero luego Kaepernick lideró a los 49ers a una serie de tres marchas seguidas que acabaron en anotación. Todavía arriba por dos, los Ravens añadieron un gol de campo para ponerse 34-29 en el marcador. Pero el QB de segundo año de la Universidad de Nevada y Frank Gore lideraron a los Niners hasta la yarda 7 de Baltimore antes de la pausa de los 2 minutos. En primera oportunidad corrieron y en las siguientes tres jugadas Kaepernick buscó a Crabtree, pero no tuvo éxito porque los Ravens se defendieron con las garras en la zona roja y los 49ers se quedaron a la orilla del campeonato. Todavía en los últimos segundos San Francisco consiguió un safety que los tenía a sólo 3 puntos de distancia, pero prácticamente sin tiempo en el reloj.

3. Super Bowl XLIII: Steelers 27-23 Cardinals

Un encuentro entre un equipo de los Steelers que ya tenía vasta experiencia en el juego por el Trofeo Lombardi contra unos Cardinals liderados por Kurt Warner y Larry Fitzgerald que hacían su debut en el Super Bowl. Fue una primera mitad con pocos puntos, pero con mayor dominio de Pittsburgh, y justo cuando parecía que Arizona iba a llevarse una ventaja al medio tiempo, el linebacker James Harrison hizo una increíble intercepción y la devolvió 100 yardas para touchdown. Pero en el último cuarto y con Arizona abajo en el marcador 20-7, Warner conectó un par de veces con Fitzgerald, además lograron un safety, con lo que Arizona se fue arriba por tres puntos. Pero con menos de tres minutos por jugarse, en la última serie ofensiva, un calmado Ben Roethlisberger conectó varias veces con su receptor Santonio Holmes (el Jugador Más Valioso del partido), incluyendo un fantástico pase preciso en la esquina de la zona de anotación entre tres defensores de los Cardinals para darle el triunfo agónico y sexto campeonato de la NFL a los Steelers.

2. Super Bowl XXXIV: Rams 23-16 Titans

Los Rams fueron la Cenicienta de la NFL en 1999 siendo liderados por el desconocido Kurt Warner que encabezó a la ofensiva conocida como “The Greatest Show on Turf” que contaba con jugadores como Marshall Faulk, Isaac Bruce y Torry Holt. Ante todo pronóstico, llegaron al Super Bowl para enfrentarse a unos Tennesseee Titans liderados por el entrenador en jefe Jeff Fisher. Los Rams tomaron ventaja de 16-0. Sin embargo, los Titans con el mariscal de campo Steve McNair en los controles y con el corredor físico Eddie George desgastando a la defensiva de los Rams, empataron el marcador en el último cuarto antes de la pausa de los dos minutos. En la primera jugada ofensiva de los Rams, Warner conectó en una bomba con Bruce que se fue hasta las diagonales. McNair respondió ejecutando una buena serie ofensiva de los dos minutos y con seis segundos por jugar tenía a su equipo en la yarda 10 de San Luis. En la última jugada del partido, el quarterback de Tennessee lanzó una auténtica bala al receptor Kevin Dyson y justo cuando parecía que iba a meter el touchdown, el linebacker de los Rams Mike Jones hizo la tacleada salvadora y lo derribó en la yarda 1, dándole a San Luis un triunfo digno de un guión de Hollywood. Warner obtuvo el premio al Jugador Más Valioso y sus 414 yardas por aire siguen siendo la mejor marca en un Super Bowl.

1. Super Bowl XLII: Giants 17-14 Patriots

Los Pats llegaban invictos (18-0) y buscaban igualar la hazaña de los Dolphins del ’72, pero antes tenían que hacerle frente a unos Giants que venían sumamente motivados tras ganar sus tres partidos de playoffs como visitantes. Era un partido en el que se esperaba que la mejor ofensiva de la liga liderada por Tom Brady se impusiera con facilidad (eran favoritos por dos touchdowns). Sin embargo, el coordinador defensivo Steve Spagnuolo hizo que los frontales le aplicaran presión a Brady constantemente y esto hizo que tomara malas decisiones o que no encontrara a sus receptores, además fue capturado cinco veces. A pesar de todo, Brady conectó con Randy Moss con 2:39 por jugar para poner el marcador 14-10. Necesitados de un touchdown, Eli Manning tenía que conducir a su equipo 85 yardas. En una tercera oportunidad y cinco por avanzar, Manning milagrosamente evitó ser capturado y lanzó un pase profundo que el receptor David Tyree, a pesar de tener buena cobertura del safety Rodney Harrison, logró aferrarse al balón con la ayuda de su casco, en lo que quizás sea la jugada más memorable en la historia del Super Bowl. Luego, con 39 segundos por jugar, Manning lanzó un pase de touchdown de 15 yardas a Plaxico Burress para darle la ventaja a Nueva York. Tras parar a Brady una última vez, los Giants se coronaron campeones en una de las mayores sorpresas en la historia de la NFL, impidiendo la temporada perfecta de los Pats.

NFL en México. Las mejores noticias de la NFL en español. Resultados y estadísticas de la NFL para ti.

https://interceptado.com/nfl-mexico/cierres-dramaticos/