Void

De tal palo, tal astilla

por: interceptado.com 15 / junio / 2013

Por BARRY WILNER, Escritor de fútbol americano (AP)

NUEVA YORK (AP) – Los patriarcas de las primeras familias de quarterbacks y entrenadores de la NFL son todo menos unos papás metiches. De hecho, Archie Manning y Jack Harbaugh están tan influenciados por sus exitosos hijos como sus hijos están por ellos.

Esa es una cualidad especial que aprecian el Día del Padre y todos los días.

”Nos enorgullece la forma en que manejan las cosas”, Manning dijo de sus hijos Peyton y Eli que son mariscales de campo ganadores del Super Bowl, y su hermano mayor, Cooper, que se le negó la oportunidad de una carrera profesional debido a lesiones en la columna vertebral y el cuello cuando estaba en Ole Miss.

”Ellos tienen buenos instintos, y nos inspira como padres a tomar las mismas decisiones correctas que ellos están tomando”.

Añade Harbaugh, el padre de John., el entrenador de los Ravens, Jim, el entrenador de los 49ers y su hermana, Joanie, quien está casada con el entrenador de baloncesto de Indiana Tom Crean: “Estoy muy contento de que todos se llevan bien. Ellos esperan estar cerca de cada uno, y se aseguran de que todos los primos (Jack y Jackie Harbaugh tienen 10 nietos) se conozcan y pasen tiempo juntos”.

Archie y Olivia Manning, y Jack y Jackie Harbaugh, han estado en el punto de mira mucho en los últimos años, incluso a medida que tratan de mantenerse al margen de ella. Con Peyton estableciendo récords y ganando un Super Bowl y Eli levantando el Trofeo Lombardi dos veces, los Manning son tan conocidos como cualquier familia de deportistas.

Y con John Harbaugh y su hermano menor Jim guiando a sus equipos al Super Bowl el pasado invierno – los Ravens de John vencieron 34-31 a los 49ers de Jim – Jack y Jackie eran habituales en el periodo de entrevistas en enero.

Los dos padres estaban en Nueva York esta semana como parte de la campaña del Día del Padre de fútbol americano de DirecTV. Manning y Harbaugh se han vuelto tan cómodos uno con el otro que incluso acababan las frases del otro, a veces.

Mientras que sin duda disfrutan el éxito de sus hijos, el patriarca de los Manning y Harbaugh también comparten el dolor y las decepciones. Esa es la parte difícil, a pesar de que ellos tratan de ver cada jugada de cada partido que involucran a sus hijos.

”He tenido el Sunday Ticket de DirecTV desde que Peyton entró a la liga”, dijo Manning. ”Así que yo soy capaz de ver todos los partidos de Peyton y Eli, pero sufro por ellos. Un par de veces cuando yo estaba atrapado en un vuelo, quería saber el marcador, pero cuando llegó a tierra descubro que a veces puedo estar un poco aliviado de que no sufrí la tensión por verlo”.

Archie es un maestro de la pantalla dividida en la televisión para que pueda ver a sus dos hijos al mismo tiempo, si sus partidos coinciden. Una vez, él también trajo un radio en la habitación para escuchar el juego de los Saints – Olivia y él viven en Nueva Orleans – pero rápidamente puso fin a eso.

”Tres juegos eran demasiado”, dijo Manning con una sonrisa.

Harbaugh también ve cada uno de los partidos de John y Jim, y él mira las cintas de los entrenadores los martes por la mañana, y luego los analiza. Era, después de todo, un entrenador y los dos hijos trabajaron para él en varias ocasiones en Western Michigan o Western Kentucky.

Sin embargo, no ofrece ningún consejo de fútbol americano a menos que le pidan. Lo mismo para Manning.

”Me ocupo durante tres horas con las cintas, tomó notas, así que si me llaman y piden algo, estoy listo”, dijo Harbaugh, también con una sonrisa. ”Ellos no me llaman a menudo, pero tengo una enorme cantidad de información si la necesitan”.

Sin lugar a dudas los juegos más difíciles ocurren cuando Peyton juega contra Eli – Peyton tiene marca de 2-0 en esos encuentros, y se enfrentan en el segundo fin de semana de esta temporada en los Meadowlands – y cuando John y Jim van se enfrentan. Obviamente, este año el Super Bowl, mientras que fue un partido de ensueño para la familia Harbaugh (y los medios de comunicación), también trajo un montón de momentos incómodos.

De hecho, ni Jack ni Jackie podían parecer demasiado demostrativos en el Superdome durante el juego, ya que podría ser percibido como si estuvieran alentando a un hijo o el otro.

”Uno se preocupa mucho por los dos y para los dos, y la emoción de la victoria o la agonía de la derrota es tan profunda”, dijo Jack Harbaugh. ”Así que estás tratando de controlar tus emociones”.

Archie relató una historia acerca de cómo Peyton tenía que hacer lo mismo cuando estaba con los Colts y estaban jugando contra los Giants. Peyton normalmente iba a con el experto en capturas Dwight Freeney y lo incitaba diciéndole: ”Vamos a sacar de onda al mariscal de campo un poco”.

”Se contenía antes de decirle eso a Dwight cuando jugaron contra los Giants”, dijo Archie.

Como el más joven de los tres hermanos, Eli pasó la mayor parte del tiempo en casa sin sus hermanos. Al igual que Cooper, siguió a Archie a Mississippi, mientras que Peyton fue a Tennessee.

Puede parecer un hecho que los tres terminarían siendo jugadores de fútbol americano, pero Eli dice lo contrario.

”Obviamente, yo siento que nuestros padres hicieron un gran trabajo educándonos, apoyándonos y no nos obligaron a practicar deportes o hacer algo”, dijo. ”Nos dijeron que encontráramos algo que nos apasiona y dar nuestro mejor esfuerzo, y que ha sido un gran consejo”.

También significa que Peyton y Eli siguieron la misma ruta que Archie – Cooper era un receptor, en parte porque cuando él estaba en la preparatoria, llegó un joven mariscal de campo llamado Peyton. Y los dos chicos siguieron a Jack Harbaugh como entrenadores, aunque Jim también fue exitoso como jugador en la universidad y profesional. Por supuesto, como mariscal de campo.

Y todos ellos son competitivos dentro y fuera del campo, aunque de una manera mucho más amable cuando no se trata de fútbol americano.

Cuando se le preguntó si él necesita vencer a Jim para llamar a Jack en el Día del Padre, John Harbaugh dijo: “Siempre es una competencia. ¿Cumpleaños? Siempre hay un concurso de quién hace la primera llamada telefónica. Créeme, mi papá sí se da cuenta”.

Tanto Jack Harbaugh como Archie Manning saben lo difícil que es reunir a toda la familia para cualquier ocasión. Jack y Jackie tuvieron la oportunidad de celebrar su 50 aniversario de boda, así como el Día de Acción de Gracias en Baltimore en 2011, principalmente porque los 49ers estaban jugando contra los Ravens esa noche.

Lo que más impresiona a los patriarcas es la interacción entre sus hijos y los hijos de sus hijos – los Manning tienen seis nietos, con Eli y Abby esperando un bebé la semana que viene.

Archie recuerda cómo reaccionó Peyton cuando la carrera de su hermano mayor Cooper terminó temprano en Ole Miss.

”Peyton estaba molesto”, dijo Archie. ”Me dijo que la vida no es justa. Creo que cambió la vida de todos, enseñó a todos a contar sus bendiciones”.

Jackie Harbaugh, haciendo eco de los comentarios de su marido, hizo hincapié en cómo sus tres hijos y sus familias ”respetan todo lo que hacen en sus vidas”.

”Es como dice John, la mejor cosa que puedes hacer en la vida es criar a alguien”, ella dijo.

A lo que Jack añadió: ”El hecho es que siempre estamos ahí para el otro, en el Día del Padre o en cualquier otro día. Ese amor siempre está ahí”.


Los escritores de deportes de la AP David Ginsburg y Janie McCauley contribuyeron con esta historia.

NFL en México. Las mejores noticias de la NFL en español. Resultados y estadísticas de la NFL para ti.

https://interceptado.com/nfl-mexico/de-tal-palo-tal-astilla/