MANTISERS

Festejos masivos en Baltimore

por: interceptado.com 04 / febrero / 2013

Por JESSICA GRESKO, (AP)

BALTIMORE (AP) – Cientos de aficionados entusisastas de los Ravens salieron a las calles el domingo por la noche, gritando, saltando y chocando de manos con desconocidos mientras celebraban la victoria del equipo 34-31 sobre los 49ers de San Francisco.

Sin embargo, en la lejana costa opuesta, un espíritu de esperanza y expectativa se desvaneció rápidamente en profunda decepción mientras los abatidos aficionados de los 49ers trataron de absorber la derrota de su equipo.

En el Este, multitudes que abarrotaron el bar Mother’s Federal Hill Grille en Baltimore para ver la segunda aparición de los Ravens en un Super Bowl desde que el equipo llegó a la ciudad en 1996 saltaron sobre la barra y comenzaron a cantar la canción de Queen »We are the champions”.

Los dueños de los bares rociaron spray morado al aire.

»¡Me encanta este equipo! ¡Me encanta esta ciudad!», gritó Andrew Bieler, de 21 años, poco después de que el juego terminó.

Ashlee Tuck, de 28 años, gritó: “¡Sí!» Y alternaba entre besar a su novio y bailar mientras los aficionados salían del bar.

Michael Falls, de 25 años, dijo que planea tomarse el lunes libre de su trabajo de contabilidad y que su jefe iba a hacer lo mismo.

»Me la voy echar en vivo», dijo.

La alcaldesa de Baltimore Stephanie Rawlings-Blake se unió a la diversión, bailando y cantando junto a los fans.

»Los Cuervos de Baltimore demostraron una vez más la fuerza, el equilibrio y la perseverancia, ya que se impusieron en el Super Bowl XLVII», dijo Rawlings-Blake en un comunicado.

En una entrevista en vivo desde Nueva Orleans en la estación WBAL-TV, Rawlings-Blake dijo que la ciudad celebrará con un desfile en honor al equipo el martes que comenzará en el Ayuntamiento y que culminará en el estadio de los Ravens. Instó a los aficionados a celebrar pacíficamente, mientras que las imágenes de televisión locales mostraron a la policía montada a caballo dando vueltas a la multitud para mantener el orden.

Los aficionados llegaron vestidos de morado para el juego, muchos llegaron a los bares desde temprano. Las mujeres llegaron con sus uñas pintadas de morado. Los hombres vestían cadenas moradas de Mardi Gras. Había boas decoradas con plumas moradas, pantalones de camuflaje de colores blanco, negro y morado y un mar de playeras de color morado y negro.

Parecía que ninguna playera fue más popular que la del No.52 del retirado linebacker medio Ray Lewis. Y si estaban usando su número o no, los fans dijeron que querían ganar por Lewis, el único jugador actual que comenzó con el equipo a la hora de mudarse a Baltimore en 1996.

»Tenemos que hacerlo por Ray. No es todo acerca de Ray. El 90 por ciento es por Ray, el 10 por ciento por la ciudad de Baltimore», dijo Darren Amor, de 40, un oficial de policía fuera de servicio vestido con una pijama de cremallera con logotipo de los Ravens, además de una peluca púrpura.

Los aficionados en el Pickles Pub, a unas cuadras del M & T Bank Stadium de los Ravens, aplaudieron cuando Lewis fue mostrado en la televisión al inicio del juego. Y los aplausos continuaron cuando el equipo anotó el primer touchdown. Los Ravens nunca estuvieron en desventaja.
Chrissy Ramírez, de 22 años, una maestra de primer grado, fue una de las aficionadas que se fueron a la calle South Charles, en el barrio de Federal Hill, después de la victoria. Ramírez, que llevaba el jersey N º 5 del mariscal de los Ravens Joe Flacco, aretes de los Ravens y un sombrero con forma de cabeza de Raven, dijo que estaba abrumada por la victoria. Ella dijo que planeaba estar »eufórica por el resto de la semana».

Euforia fue lo contrario de cómo los aficionados se sintieron en el distrito Mission Hill en San Francisco, donde los aficionados salieron abatidos por las calles después de la derrota de su equipo.

»Maldición, eso es todo lo que tengo que decir», dijo el aficionado de los Niners David Mejía, de 32 años.

A medida que el juego llegaba a su fin, decenas de policías y oficiales – en patrullas, a pie, en moto y a caballo – se desplegaron en ambos lados del país para ver si había indicios de problemas, pero ninguna ciudad informó sobre ningún problema grave.

»La mayor parte de la multitud se disipa», dijo el portavoz de la policía de Baltimore Anthony Guglielmi (pronunciado Goo-YELL-me) poco después de la medianoche. Guglielmi dijo que la multitud creció hasta varias miles de personas antes de que la gente poco a poco comenzara a despegarse y volver a casa.

Las calles en la ciudad del Golden Gate también estuvieron relativamente tranquilas el domingo por la noche, al contrario que después de la victoria de los Gigantes de San Francisco en la Serie Mundial a finales de octubre, cuando un autobús de la ciudad fue incendiado, los coches se volcaron y prendieron fogatas en los contenedores de basura en las calles. Cerca de tres docenas de personas fueron detenidas tras esa victoria.
»En toda la ciudad, todo parecía estar bien”, dijo el Oficial Carlos Manfredi el domingo por la noche del domingo. »Tuvimos un par de brotes en el Distrito Misión, pero de lo contario todo el mundo parecía estar comportándose».

El escritor de la Prensa Asociada (AP) John S. Marshall en San Francisco contribuyó con este reportaje.

NFL en México. Las mejores noticias de la NFL en español. Resultados y estadísticas de la NFL para ti.

https://interceptado.com/nfl-mexico/festejos-masivos-en-baltimore/