Void

La NFL se unió al pésame

por: interceptado.com 17 / diciembre / 2012

Por JIMMY GOLEN, Escritor de deportes (AP)

FOXBOROUGH, Mass. (AP) – Los Patriotas de Nueva Inglaterra silenciaron a su “Milicia de la Zona de Anotación” el domingo por la noche, quitándoles a los actores que interpretan a combatientes de la Guerra de Independencia sus fusiles de rifle que usan para disparar al aire cada vez que el equipo anota.

El recuerdo del tiroteo en la escuela de Connecticut estaba todavía demasiado fresco para tener en presencia armas de fuego y el olor de la pólvora de las armas.

“Simplemente no sería mostrar el respeto apropiado para aquellos que perdieron sus vidas”, dijo Bob Elliott, el sargento del grupo. “Pero todavía estamos aquí animando ( a los Patriotas).”

Dos días después de que 20 niños y seis adultos fueron asesinados a tiros en la Escuela Primaria Sandy Hook en Newtown, Connecticut, aficionados de la NFL reunidos en estadios de todo el país honraron la memoria de las víctimas con períodos de silencio y reflexión. Algunos equipos oscurecieron sus marcadores y bajaron sus banderas a media asta, mientras que otros llevaban calcomanías en sus cascos o cintas negras.

Después de enterarse de que él era el jugador favorito de una de las víctimas, un niño de 6 años de edad, el receptor de los Gigantes de Nueva York Víctor Cruz escribió “Q.E.P.D. Jack Pinto”, “Jack Pinto, mi héroe” y “Esto es para ti” en sus zapatos para el partido contra los Falcons de Atlanta. Cruz dijo que llamó a la familia del niño después de haber oído que era un fanático de los Gigantes y me dijeron que planeaban enterrarlo en una playera con el número 80 de Cruz.

“Yo ni siquiera sé cómo ponerlo en palabras”, dijo Cruz. “No hay palabras que puedan describir el tipo de sensación que se obtiene cuando un chico te idolatra tanto que por desgracia lo quieren poner en el ataúd con tu playera. No puedo explicarlo.”

Los Patriotas, el equipo más cercano a Newtown que jugó en casa el domingo, llevaban puestos una calcomanía en sus cascos con el sello de la ciudad y un lazo negro en él; las porristas y la mascota llevaban brazaletes negros y el dueño Bob Kraft ofreció $25,000 a la comunidad, donde también es propietario de una fábrica de cajas. Antes del partido, el locutor del estadio pidió silencio mientras 26 bengalas fueron enviadas al aire.

Pero cada vez que los Patriots anotaron en la derrota 41-34 ante San Francisco, los soldados de la “Milicia de la Zona de Anotación” aplaudieron sus manos vacías al igual que el resto de la multitud. Elliott dijo que los Patriotas le preguntaron al grupo, que ha estado de pie en los partidos en casa desde mediados de la década de los 90, para que no hicieran su ritual de disparar.

“Por respeto a aquellos que perdieron la vida, les pedimos ayer que no disparen sus rifles, todos estuvieron de acuerdo,” dijo Elliott, quien es un gerente de manufactura para alguien que hace implantes dentales. “Fue una cosa horrible. Es difícil expresarlo con palabras.”

La transmisión del partido del domingo por la noche de NBC fue trasladada a CNBC y la red NBC Sports, mientras el presidente Barack Obama se dirigió a la nación. El juego volvió a su canal normal después de las declaraciones del presidente en la ciudad de Newtown.

Los Gigantes, otro equipo popular en el suroeste de Connecticut, se pusieron una calcomanía con las iniciales de la escuela – “SHES” – en sus cascos.

“Estar cerca de casa, los jugadores se molestaron mucho al respecto”, dijo el entrenador de los Giants Tom Coughlin. “Muchos de los jugadores tienen niños pequeños, así que puedan identificarse con los padres cuyos niños fallecieron.”

El ala defensiva de los Texans de Houston J.J. Watt escribió “Newtown, CT” en uno de los guantes que llevaba puesto en los calentamientos y en sus dos zapatos para el juego.

“Estamos jugando al fútbol americano y hay algo mucho más grande que está pasando en este mundo”, dijo Watt. “Yo sólo quería que ellos supieran y quería que todos supieran, que nuestros pensamientos están con ellos. Nada es más grande que eso. Hemos jugado nuestro juego hoy, pero honestamente nuestros pensamientos están con ellos, las familias, los maestros, los amigos, los primeros en responder, quienes tuvieron que ir a ver eso. Mi papá es de aquellos de respuesta inmediata. Eran sólo niños.”

En San Luis, los jugadores que usan el Nº 26 – el corredor de los Rams Daryl Richardson y el esquinero de los Vikingos Antoine Winfield – unieron sus manos en un círculo con sus entrenadores en el centro del campo antes del encuentro, rodeado por decenas de niños vestidos con playeras.

“Tengo un hijo que está en kindergarten. Me pegó fuerte porque no me gustaría ser uno de esos padres”, dijo el corredor de los Rams Steven Jackson. “Dejas a tu hijo en la escuela y él o ella quiere ir allí y aprender a superarse, y luego ir a la escuela y descubrir que tu hijo ya no esté con ustedes. Yo no podía imaginarme eso.”

Las banderas también estaban a media asta en Baltimore, donde los marcadores se volvían negro mientras el locutor del estadio le pedía a la multitud en el partido entre los Ravens y los Broncos de Denver a observar un momento de “reflexión en silencio” a raíz de la “terrible tragedia” del viernes.

“Como padre deja a tus hijos en la escuela muchas veces”, dijo el entrenador de los Delfines de Miami Joe Philbin, cuyo hijo de 21 años de edad, Michael, se cayó en un río de Wisconsin y se ahogó en enero. “Es difícil poner en palabras lo que la comunidad y las familias de aquellos sienten. Obviamente, los guardamos en nuestras oraciones.”

Un momento de silencio se observó en los 14 juegos de la NFL del domingo; en Houston y en Arlington, Texas, el marcador se volvía negro. Los miembros de los Bills de Buffalo y los Halcones Marinos de Seattle se quedaron en silencio, con la cabeza hacia abajo en su línea de banda mientras que los aficionados se quedaban en silencio en el Rogers Centre en Toronto.

Los Bills mantuvieron su costumbre de poner antes del partidla canción de U2 “Sunday Bloody Sunday”, que la han puesto antes de cada partido en casa esta temporada. La canción es en referencia a las tropas británicas disparando y matando a manifestantes desarmados en Derry, Irlanda del Norte en enero de 1972.

En Chicago, el receptor de Green Bay Donald Driver retweeteó los nombres de las víctimas. El ala defensiva de San Luis Chris Long dijo que después de la derrota 36-22 frente a los Vikings que era difícil sentir lástima de sí mismo.

“Mientras estamos aquí sentados y sentimos lástima por nosotros mismos después de perder un partido de fútbol americano, realmente te ayuda a poner las cosas en perspectiva”, dijo. “Yo estaba viendo la televisión anoche y vi a los padres de una víctima y estaba realmente conmovido por eso, la fuerza que tenían para aparecer allí. Si todos podemos mostrar esa fuerza, vamos a estar bien como equipo y como personas.”

___

Los cronistas deportivos de AP R.B. Fallstrom en San Luis, David Ginsburg en Baltimore, Nancy Armour en Chicago, Paul Newberry en Atlanta, John Wawrow en Toronto, Kristie Rieken en Houston y Brett Martel en New Orleans contribuyeron con este reportaje.

NFL en México. Las mejores noticias de la NFL en español. Resultados y estadísticas de la NFL para ti.

https://interceptado.com/nfl-mexico/la-nfl-se-unio-al-pesame/