Void

La ronda divisional

por: interceptado.com 09 / enero / 2013

No más descansos. Hemos llegado a la ronda divisional y solamente quedan 8 contendientes al título. Los cuatro equipos que tuvieron una semana extra para descansar y prepararse para su siguiente cotejo entran en acción este fin de semana esperando no ser sorprendidos por los ganadores de los partidos en la semana de comodines.

A lo largo de la historia de la NFL, en esta semana han ocurrido algunos de los mejores momentos que el deporte nos ha regalado. Historias increíbles, juegos espectaculares y cargados de emoción.

Quien podría olvidar momentos como la “Recepción Inmaculada” en 1972, cuando el corredor de los Steelers Franco Harris agarró el balón casi del suelo para llevárselo a las diagonales en los instantes finales ante los Raiders de Oakland. Sin embargo, los Raiders tuvieron un momento bueno dos años después en el famoso juego del “Mar de Manos” cuando en los segundos finales del partido el mariscal Ken Stabler encontró a su receptor Clarence Davis en la zona de anotación a pesar de estar rodeado por cinco defensores de los Delfines. Para los aficionados de los Vaqueros, seguro fue un gran momento cuando Roger Staubach encontró a Drew Pearson sin tiempo en el reloj con el famoso pase “Ave María” para vencer a los Vikingos en 1975. No me odien aficionados de los Delfines pero se acuerdan de la “Épica en Miami” cuando los Delfines lograron remontar un marcador adverso, sólo para ver a San Diego ganar con un gol de campo en tiempo extra 41-38 y aquella foto de Kellen Winslow siendo cargado fuera del terreno por sus compañeros de los Cargadores porque estaba exhausto.

Pero debido a que ya nos encontramos en el siglo XXI, he decidido hacer un conteo especial sobre los seis mejores juegos en la ronda divisional de los playoffs a partir del año 2000. Tengo la esperanza de que los partidos del próximo fin de semana puedan ofrecernos tantas emociones como los de esta lista.

6. Patriots 24-21 Chargers en la temporada 2006. Este fue un gran año para San Diego. Tuvieron la mejor marca de la liga al quedar 14-2 y su corredor LaDanian Tomlinson fue votado el JMV de la liga tras romper la marca de touchdowns en una temporada. Pero Nueva Inglaterra puso pelea tras ir perdiendo en todo el partido. En el último cuarto San Diego iba arriba 21-13 y los Patriots se la jugaron en cuarta y el pase de Brady fue interceptado por Marlon McCree pero una afortunada tacleada del receptor Troy Brown hizo que se le cayera el balón y fue recuperado por los Pats. En la siguiente serie metieron touchdown y la conversión de dos puntos para empatar el juego. Eventualmente sacaron el juego con un gol de campo corto de Gostkowski. Un enfurecido Tomlinson confrontó a los jugadores de Nueva Inglaterra en el campo y la derrota fue el fin de la era Schottenheimer en San Diego.

5. Giants 21-17 Cowboys en la temporada 2007. Dallas tuvo la mejor marca de la NFC y enfrente tenían a un rival al que habían derrotado en ambas ocasiones durante la temporada regular. Tony Romo llenó los encabezados porque en su semana de descanso se fue a vacacionar a Los Cabos con su entonces novia Jessica Simpson. Los Gigantes pudieron manejar bien el tiempo de posesión de balón y con dos recepciones de anotación de Amani Toomer se pusieron arriba en el marcador. Dallas tuvo una última oportunidad de ganar el partido pero el pase de Romo fue interceptado en la zona de anotación. El equipo de Nueva York terminaría esa temporada proclamándose campeón de la NFL mientras que el mejor recuerdo del juego fue ver al receptor Terrell Owens con lágrimas en la conferencia de prensa posterior al juego. Para los Gigantes aquí sí aplicó la tercera fue la vencida.

4. 49ers 36-32 Saints en la temporada 2011. El más reciente de la lista y que se dio el año pasado. Fue un partido de ida y vuelta, sobretodo en el último cuarto. Drew Brees lanzó para 4 pases de anotación y tenía a su equipo arriba con menos de dos minutos por jugar, pero Alex Smith lideró a los 49ers a una serie ofensiva que culminó con un pase de touchdown de 14 yardas a Vernon Davis con nueve segundos por jugar. La jugada recibió el nombre de “La Atrapada III”, en honor a las otras dos anteriores que ocurrieron en victorias de San Francisco en postemporada. Y todos recordamos a un emotivo Davis yendo hacia la línea de banda llorando y festejando con sus compañeros de equipo.

3. Eagles 20-17 Packers en la temporada 2003. Increíble pero cierto. Filadelfia logró convertir una 4ta oportunidad y 26 por avanzar cuando estaban arrinconados en su territorio y con poco más de un minuto en el reloj de juego. Donovan McNabb completó un pase de 27 yardas a Freddie Mitchell, lo que mantuvo viva la serie ofensiva y donde Akers metió el gol de campo para mandar el juego a tiempo extra. Los Packers recibieron el balón y un pase flotado de Brett Favre fue interceptado por el safety Brian Dawkins, que lo devolvió hasta territorio enemigo. Akers metió una patada de 31 yardas para darle el triunfo a las Águilas.

2. Steelers 21-18 Colts en la temporada 2005. Un duelo emocionante entre Indianápolis que era el primer sembrado y Pittsburgh que era el sexto. Los Steelers salieron a toda máquina y tomaron una gran ventaja de 21-3 y al mismo tiempo limitando a Peyton Manning y al resto de la ofensiva. Manning fue capturado en nueve ocasiones y cuando Pittsburgh tenía ventaja de tres puntos y cerca del touchdown, decidieron darle el balón a Jerome Bettis que lo soltó tras ser golpeado en la yarda 1 y que fue recuperado por el safety Nick Harper. En ese momento Ben Roethlisberger era el único que podía impedir la anotación y así lo hizo logrando taclear a Harper de la pierna y salvando al equipo. El pateador polémico Mike Vanderjagt, que nunca había fallado en ese estadio, falló su intento de gol de campo por varios metros y los Steelers sacaron un triunfo agónico y fue un alivio total para “El Camión” Bettis. Los Steelers se convertirían en el primer sexto sembrado en la historia de la NFL en llegar a un Super Bowl y además lo ganaron. Por cierto, la liga luego se disculpó con el equipo tras admitir que no le marcaron una intercepción a Troy Polamalu que debía haber contado.

1. Patriots 16-13 Raiders en la temporada 2001. Este juego tuvo de todo: controversia, malas condiciones climáticas, tiempo extra, el surgimiento de una dinastía. Para este partido llegaban como favoritos los Raiders con Jon Gruden al mando y Rich Gannon liderando la ofensiva. Llevaban una cómoda ventaja de 13-3 entrando al último cuarto pero los de Nueva Inglaterra liderados por el poco conocido en ese entonces, Tom Brady, los mantuvo en el juego. En los minutos finales del tiempo regular Brady perdió el balón y fue recuperado por Oakland, pero tras muchos minutos de revisar la jugada, los árbitros revirtieron su decisión e indicaron que el brazo de Brady iba hacia adelante por lo que fue un pase incompleto. Adam Vinatieri metió un difícil gol de campo de 45 yardas debido a la tormenta de nieve que estaba cayendo para llevar el juego a tiempo extra. Los Pats tuvieron una marcha ofensiva de 15 jugadas y 61 yardas para preparar el gol de campo del triunfo de 23 yardas. Y así surgió la dinastía de los Patriotas de los 2000 y donde obtendrían tres victorias de Super Bowl en 4 años. Mientras que para aficionados de los Raiders, la “Regla Brady”, es otro caso de una conspiración que tiene la NFL contra ellos.

NFL en México. Las mejores noticias de la NFL en español. Resultados y estadísticas de la NFL para ti.

https://interceptado.com/nfl-mexico/la-ronda-divisional/