Void

¿Qué mirar en el Super Bowl XLVII?

por: interceptado.com 23 / enero / 2013

El conteo ha comenzado. El 3 de febrero Nueva Orleans será testigo del Super Bowl XLVII. Será uno para los libros de récords, ya que contará con tantas cosas que probablemente lo hará el partido de fútbol americano con mayor audiencia en la historia. Además tendrá como espectáculo a artistas de la talla de Alicia Keys entonando el himno nacional de los Estados Unidos y a Beyoncé cantando en el show del medio tiempo. Que mejor ciudad para organizar el mayor evento deportivo del año con el festival de Mardi Gras a la vuelta de la esquina.

El pasado domingo, los 49ers y los Ravens se alzaron como los vencedores de sus conferencias en calidad de visitantes (apenas es la cuarta vez que esto ocurre), para llegar al último peldaño y todo con el afán de que sean bañados por confeti al terminar el juego y poder alzar el Trofeo Vince Lombardi. Quizás nunca en la historia del Super Bowl haya existido tanta trama como ahora que estos dos equipos se vean las caras en menos de dos semanas.

Aquí les van las 10 historias que valen la pena reiterar para este enfrentamiento:

1. HarBowl

¿Qué estarán sintiendo los padres de John y Jim en estos momentos? Sin duda, es la historia que está llenando todos los encabezados de la prensa. Hace un año los hermanos Harbaugh se quedaron a la orilla de llegar al Super Bowl, pero este año tomaron venganza y ambos estarán viéndose las caras en el gran juego. Por primera vez en la historia, dos hermanos se enfrentarán el uno contra el otro con el Trofeo Lombardi en juego. John tiene más experiencia en la NFL y ha llevado a sus Ravens a la postemporada en cada una de sus cinco temporadas al frente y de paso ganado por lo menos un partido en cada aparición. Impresionante. Pero el hermano menor, Jim, no se queda atrás. En sus dos campañas con los 49ers ha logrado revertir la mentalidad del equipo y los ha llevado a dos apariciones en el juego por el campeonato de la Nacional. En el único duelo entre ellos, los Ravens de John ganaron 16-6, pero ahora San Francisco parte como favorito. John y Jim se tienen mucho respeto y no cabe duda que lo que han logrado en la liga es espectacular. Por supuesto, el hermano que gane el juego podrá presumirlo en la mesa de las cenas familiares por mucho tiempo.

2. El adiós de Ray

Todos sabíamos que tarde o temprano, Lewis iba a dejar el juego. Pero nos tomó por sorpresa cuando lo anunció justo antes de iniciar los playoffs. El mensaje de Ray hacia su equipo fue muy claro: llevarlo al Super Bowl con la oportunidad de retirarse como campeón. No lo decepcionaron. Ahora, Ray tendrá la oportunidad de ser un múltiple ganador de Super Bowl y ponerle un final sacado de un guion de película de Hollywood a una de las carreras más impresionantes en la historia de la NFL. Tras perderse 10 juegos de temporada regular, él ha regresado y ha sido tan dominante como siempre, acumulando 44 tacleadas en los tres partidos de playoffs de los Ravens. Su historia es similar a la de Jerome Bettis con los Steelers en el 2005, cuando “El Camión” pudo lograr salir del juego por la puerta grande. Y para vencer a los Niners, Lewis seguramente estará motivando a todo el equipo a lo largo de los 60 minutos y seguramente será el jugador que más va a robar cámara durante la transmisión. Sabían que Ray Lewis y Jim Harbaugh fueron compañeros de equipo en Baltimore en 1998.

3. Sabias decisiones

Debo felicitar a ambos entrenadores porque se la jugaron al tomar unas decisiones que al principio eran muy cuestionadas, pero que al final acabaron pagando dividendos y los tiene en el Super Bowl. Primero fue Jim Harbaugh, quien decidió banquear a su quarterback titular Alex Smith por el jugador de segundo año Colin Kaepernick. El producto de la Universidad de Nevada ha deslumbrado con su manera de ejecutar la ofensiva “pistola” y con su versatilidad e impredecibles decisiones ha logrado darle una mayor explosividad al ataque de los 49ers. El Super Bowl será apenas la décima apertura en su carrera, pero a Kaepernick no se le nota nervioso. El entrenador de Baltimore, John, decidió despedir al coordinador ofensivo Cam Cameron a finales de la temporada regular y lo sustituyó con el ex entrenador en jefe de los Colts, Jim Caldwell, que le ha dado un mayor enfoque al juego aéreo y le ha permitido a Joe Flacco buscar más a sus receptores con pases largos que le han funcionado bien hasta el momento.

4. ¡Ya páguenle!

Es cierto que los Ravens jugaron inspirados por Ray Lewis, pero el verdadero héroe del equipo en los playoffs ha sido su quarterback Joe Flacco. Además de ser el único QB en la historia en ganar un juego de postemporada en sus primeros cinco años, con la victoria del domingo ostenta la marca de más triunfos como visitante. Durante estos playoffs, Flacco ha lanzado 9 touchdowns y ninguna intercepción, además de jugar a un mayor nivel que Peyton Manning y Tom Brady. Si los Ravens sacan el triunfo ante los 49ers, Flacco ya podría considerarse uno de los quarterbacks de élite en la liga. Su contrato expira después del Super Bowl y los Ravens van a tratar de hacer todo para que no se vaya. Flacco entró a la liga en 2008 junto a Matt Ryan, y mientras que Ryan solamente ha ganado un partido en playoffs, Flacco ha sido consistente y tiene el mayor número de victorias en la liga desde el 2008. Por lo tanto, su cuenta bancaria se verá a la alza en los meses por venir.

5. Yo pateo, tú pateas

La tendencia en las últimas ediciones del Super Bowl ha sido que los partidos son muy cerrados y casi siempre se definen en los últimos minutos. Si la moda sigue, el partido se podría decidir por los pateadores, que vienen con dos momentos anímicos completamente opuestos. Por una parte esta Justin Tucker, un novato que siempre ha sabido responder en los momentos clave (su patada para ganar el partido en Denver no fue nada sencilla) y que casi no falla. Para los 49ers la situación con David Akers es alarmante. En el juego del domingo ante Atlanta, Akers falló su intento de 38 yardas en un domo. Le habían traído a Billy Cundiff para ponerle presión, pero al final se quedaron con él. Aunque un cambio de pateador ahorita sonaría raro, si el pateador seleccionado 5 veces al Pro Bowl, no las empieza a meter, quizás los Niners no tengan de otra. En estos momentos confío más en Tucker.

6. Empatar a los Steelers

Los 49ers de los 1980 fueron una gran dinastía obteniendo 4 campeonatos en aquella década. Si San Francisco gana el Super Bowl se unirá a Pittsburgh como las únicas dos franquicias con 6 trofeos de Super Bowl. La última aparición del equipo en el juego grande fue en la temporada 1994-95 cuando Steve Young era el mariscal. Mucho ha cambiado desde entonces. Los Steelers alzaron dos Lombardis para ponerse en la cima y los 49ers tuvieron mucha inestabilidad hasta que llegó Harbaugh a dirigir al equipo. Ahora, llegan como favoritos encabezados por una de las mejores defensivas de la liga y una ofensiva que es muy difícil de frenar. Si salen victoriosos, automáticamente entrarán en las conversaciones sobre ser una de las mejores franquicias en la NFL. Me pregunto, ¿los aficionados de los Steelers prefieren ser alcanzados por los 49ers en ese rubro o quieren ver a su acérrimo rival de división levantar el trofeo? Una decisión difícil.

7. El invicto está en juego

Son dos de las franquicias con mayor porcentaje de juegos ganados en playoffs (Baltimore .650 es el más alto y San Francisco .604 es el cuarto mejor), y que además no saben lo que se siente perder un Super Bowl. De manera impresionante, los 49ers van 5 de 5, mientras que los Ravens ganaron en su única aparición. Por lo tanto, el ganador mantendrá su efectividad del 100% y quedará como la única franquicia que haya ganado en más de una ocasión el Super Bowl sin sufrir una derrota.

8. A deMOSStrar que tiene madera de campeón

Randy Moss ya estaba retirado, pero decidió regresar para tener una última oportunidad de salir campeón. Se decidió por San Francisco porque vio en ellos a un serio aspirante al título. Moss, de 36 años de edad, no fue un gran factor para la ofensiva de los 49ers y solamente tuvo momentos buenos esporádicos tanto con Alex Smith como con Colin Kaepernick. Es cierto, que la lesión de Mario Manningham le abrió las puertas para estar en más jugadas en el campo, pero no ha sido el regreso que todos esperábamos. Lo importante para el futuro miembro del Salón de la Fama es que está a 60 minutos de conseguir lo único que siempre se le ha negado, un anillo de Super Bowl. En la temporada 2007 con los Pats, Moss jugó en su único Super Bowl y anotó el touchdown que momentáneamente le dio la ventaja a su equipo. Desafortunadamente para él, Eli Manning hizo de las suyas y sacó una victoria improbable. Al parecer gane o pierda, éste será su último juego en la NFL.

9. Exportadores de materia prima

Cuando los equipos salgan a jugar el partido en Nueva Orleans, habrá 15 jugadores que fueron seleccionados este año al Pro Bowl. Eso te habla que son equipos bien entrenados y que juegan con una gran intensidad. San Francisco fue el equipo que más representativos tuvo en la liga con un total de nueve, incluyendo seis jugadores defensivos y a los Ravens no les fue tan mal tras tener a seis jugadores seleccionados al Juego de Estrellas. Bajo el nuevo formato impuesto hace algunos años, el Pro Bowl se juega la semana previa al Super Bowl, por lo que tanto el equipo de la Nacional como el de la Americana lucirán con muchas caras nuevas, ya que los jugadores de ambos equipos no están enfocados en irse a divertir a Honolulu, sino que estarán mentalizados de cara al Super Bowl XLVII.

10. Los quarterbacks móviles son lo de hoy

Algo es seguro: Colin Kaepernick no es un quarterback convencional. La manera en que Kaepernick toma sus decisiones es un dolor de cabeza para las defensivas contrarias, ya que es un volado saber si va a entregarle la bola a su corredor, lanzar o decidir salirse de la bolsa de protección y correr. La ofensiva “pistola” con la opción de lectura se adapta bien a su estilo de juego y en cierto modo le permite más libertad al mariscal de tomar sus decisiones o de cambiar la jugada si algo no le parece bien. El año pasado fue que se empezó con este fenómeno con Tim Tebow y sirvió para que los Broncos lleguen a los playoffs. Este año los QB’s novatos RG3 y Russell Wilson jugaron con el sistema de opción de lectura y tuvieron buenos resultados porque también lograron silenciar a varios críticos y llegar a los playoffs. Ahora será interesante ver cómo le hará John Harbaugh y su defensiva para parar en seco a un sistema innovador.

NFL en México. Las mejores noticias de la NFL en español. Resultados y estadísticas de la NFL para ti.

https://interceptado.com/nfl-mexico/que-mirar-en-el-super-bowl-xlvii/