Void

Regresan por su diploma

por: interceptado.com 21 / febrero / 2013

Por JOSEPH WHITE, Escritor de deportes (AP)

WASHINGTON (AP) – En su década como liniero ofensivo en la NFL, Derrick Dockery nunca ha tenido una agenda tan exigente.

Sus tres hijos – de 5, 3 y 2 años – lo tienen fuera de la cama a las 7:30 a.m. y su esposa Emma y él los visten y los llevan a la escuela. A continuación, la pareja hace el viaje de una hora desde su casa de Virginia a la Universidad George Washington en la capital del país, donde pasan ocho horas tratando de absorber una semana de material en búsqueda de un título de maestría de una de las escuelas de negocios más prestigiosas en E.U.A..

Algunas noches se les añade una sesión de estudio de tres horas. De lo contrario, es hora de volver a casa para acostar a los niños y luego dos horas o más de tarea.

Claro, hay muchas historias sobre jugadores de la NFL que regresan a la universidad para terminar una carrera o comenzar una nueva. Pocos de ellos lo hacen de esta manera.

”Es muy intenso”, dijo Dockery, un agente libre que pasó las últimas dos temporadas con los Vaqueros de Dallas. ”El tiempo es limitado entre nosotros. Nuestro tiempo con los niños es limitado. Pero sentimos que es un sacrificio que vale la pena por la recompensa a largo plazo”.

Más de 40 jugadores actuales y anteriores – incluyendo a Shawne Merriman, Will Witherspoon, Marques Colston, Antwaan Randle El, Samari Rolle y Stephen Bowen – están haciendo el curso intensivo, tratando de obtener una maestría completa de la Universidad George Washington tomando una serie de clases durante dos semanas en dos temporadas bajas.

Esto no es un paseo libre, en todo el sentido de la frase. Los atletas son responsables de los cerca de $110,000 USD por la colegiatura, transporte, alojamiento, y el programa – que incluye a personas que no son atletas – tiene una tasa de deserción del 10 por ciento. Emma Dockery dijo que la clase de mercados financieros es impartida por un profesor conocido como ”Sr. C” en la escuela de negocios de postgrado porque su calificación más alta típicamente es una C”.

”Quiero romper esos estereotipos”, dijo Dockery, quien admite que no era precisamente el más motivado de los estudiantes cuando se estudiaba con una beca deportiva en la Universidad de Texas. ”En especial todos aquellos que son negativos, los malos. En la NFL, los atletas en general.

”Cuando entro en una habitación, yo quiero ser uno de esos tipos que se enganche y que sepa de lo que está hablando. Esto me da la oportunidad de reunir esas habilidades y obtener la información que necesito, así, cuando me encuentre en esa reunión estaré preparado y voy a saber sobre lo que estoy hablando. Soy un mejor estudiante ahora porque me lo tomo más en serio”.

En teoría, Dockery y su esposa ya deberían estar satisfechos para toda la vida. Firmó un par de contratos como agente libre que le garantizaron más de $26 millones en 2007 y 2009, pero también ha visto de primera mano cómo compañeros de equipo pierden sus fortunas y no tienen planes para la vida después del fútbol americano. Está involucrado en un comité de acción política y puede dar su propio argumento analítico para resolver el déficit presupuestario del país. Si él no vuelve a jugar, está listo para seguir adelante y tendrá absolutamente el currículum para hacerlo después de su día de graduación, el 17 de mayo.

”Nosotros siempre tratamos de hacer planes para el peor de los casos”, dijo Emma Dockery. ”Hemos sido muy bendecidos económicamente y estamos agradecidos de estar donde estamos ahora mismo, pero nunca se sabe”.

Los Dockery iniciaron el programa en la primavera pasada. Dos semanas en G.W.. A continuación, un curso en línea de dos semanas. Luego dos semanas en Columbia en Nueva York. Luego dos semanas en UCLA durante el verano. El ciclo se repite este año, a excepción de un viaje opcional a Shanghai en mayo en vez de irse a UCLA. Hubiera sido casi imposible hacerlo todo hace unos años, antes del nuevo acuerdo colectivo de negociación de la NFL, cuando se limitaba la cantidad de tiempo que los equipos podían sostener entrenamientos en la temporada baja.

Las clases también se reúnen los sábados y domingos, pero tuvieron un jueves libre que le dio a los Dockery y al linebacker de los Titanes de Tennessee Witherspoon la oportunidad de hablar acerca de sus esfuerzos durante el almuerzo. Witherspoon es propietario de una granja de 500 acres de ganado en Missouri y estaba educando al resto de la mesa sobre los beneficios del abono probiótico totalmente natural y lo que debe buscar en varios tipos de carne.

Witherspoon, quien divide su tiempo entre su casa de temporada baja en Nashville y la granja, se aloja en un hotel, por lo que su calendario para estas dos semanas no es tan frenético como el de los Dockery. A diferencia de Derrick Dockery, Witherspoon fue un estudiante de alto puntaje en la Universidad de Georgia, obteniendo un título atípico para un jugador de futbol americano en desarrollo de la vivienda y de la comunidad con diplomados en horticultura y jardinería.

”Estoy programado para hacer algo todo el tiempo”, dijo el veterano de 11 años.

Witherspoon cree que hay una “mayoría silenciosa” de jugadores de la NFL que sí planean tener responsabilidades para el futuro, pero que son eclipsados por la atención prestada a aquellos que tienen fracasos y echan todo a perder. A pesar de ello, el programa de G.W. es un paso más allá de la norma, y no es para todos.

”Algunas personas han encontrado que es un poco abrumador y no lo terminan”, dijo Witherspoon.

Hasta que se le mencionó, Witherspoon no se daba cuenta de la ironía de la situación: Después de recibir enseñanza gratuita en una universidad con buen nivel de fútbol americano, ahora está pagando mucho para asistir a una que ni siquiera practica el deporte.

”Bueno, eso es algo bueno”, dijo con una sonrisa. ”Esto significa que estás centrado en la educación”.

NFL en México. Las mejores noticias de la NFL en español. Resultados y estadísticas de la NFL para ti.

https://interceptado.com/nfl-mexico/regresan-por-su-diploma/