Void

Se siente la influencia de John Elway en Denver

por: interceptado.com 14 / noviembre / 2012

Por EDDIE PELLS, Escritor nacional (AP)

ENGLEWOOD, Colorado (AP) – Podría haberse quedado en la banca. En cambio, John Elway quería estar de vuelta en el juego.

El rey de las remontadas está dirigiendo su última ofensiva desde las oficinas ejecutivas de los Broncos de Denver. Hace apenas dos años, la franquicia se disolvía en la irrelevancia o, tal vez, peor aún, un acto de segunda. Pero ahora, el mariscal de campo del Salón de la Fama está convirtiendo a los Broncos en ganadores de nuevo.

La pieza central de este cambio, por supuesto, fue firmar a Peyton Manning.

Una decisión que parecía, para algunos, como un riesgo cuando Elway la tomó, que se ve mejor con cada juego. Y mientras el viejo N º 7 se niega a mirar demasiado lejos, él concede que, sí, las cosas van bien – y que él sabe que él puso su reputación en la línea cuando firmaron a un mariscal de campo de 36 años de edad, con reparación quirúrgica en el cuello.

“De ninguna manera se trataba de una “cosa segura”, dijo Elway en una entrevista con la Prensa Asociada (AP). “Pero sabíamos que después de que hicimos nuestra tarea y miramos la situación, que era lo mejor para nosotros. Estábamos dispuestos a correr ese riesgo. Siempre hay un riesgo para él, pero nos gustó mucho nuestras posibilidades.”

Los Broncos llegan con una racha de cuatro victorias para el partido del domingo contra San Diego. Están 6-3 y a una victoria de tomar una ventaja de tres juegos en la AFC Oeste. Manning está en camino de tener una temporada con 4,800 yardas y 37 touchdowns, aunque es la fuerza del reparto que puso Elway lo que ha ayudado a que el mariscal de campo convertido en ejecutivo se sienta bien acerca de ir tras un mariscal de campo y futuro miembro del Salón de la Fama en la parte final de su carrera.

Una de las citas más memorables que Elway dijo el día en que los Broncos hicieron oficial la contratación de Manning era que él no tenía un “Plan B” si Manning se lesionaba o no regresaaba a su antigua eficacia. El problema, el único problema, como Elway ve las cosas, es ganar Super Bowls y la posibilidad de que Manning esté al 100 por ciento podría llevar a los Broncos allí más rápido.
Es un enfoque que se ahogó en Denver durante varios años consecutivos de disturbios empezando por el final de la era de Mike Shanahan, continuando con la contratación de Josh McDaniels y concluyendo con la temporada tumultuosa Tim Tebow como mariscal de campo de los Broncos.

“Creo que los verdaderos fans de los Broncos entienden cuál es nuestra meta”, dijo Elway, quien habló con la AP, mientras hacía la promoción de la campaña Dove Men + Care “Journey to Comfort”. “Han tenido una muestra de lo que es un Super Bowl, en el ’97 y ’98. Creo que con dónde estamos en este momento, la base de aficionados está muy entusiasmada por lo que ven con Peyton. Siempre había grandes expectativas cuando Mike estaba aquí. Ese par de años cuando llegó a la parte inferior, hace que sea mucho más emocionante ahora.”

Cuando Elway se retiró después del Super Bowl de 1999, nadie lo habría criticado si hubiera dejado el fútbol americano para siempre.

Pero él no abandonó su pasión por el juego.

Sin embargo, tanto como la firma de Manning – junto con el movimiento correspondiente de echar por la borda a Tebow – el riesgo real que tomó e hombre de 52años de edad, fue involucrarse con los Broncos de nuevo por completo.

Después de todo, él era el hombre que no podía equivocarse en Denver, el hombre que simplemente no podría ser reemplazado – no por Brian Griese, Jake Plummer, Jay Cutler, Tebow. El hombre que se convirtió en el rostro de la ciudad, sufrió las angustias del Super Bowl, y luego ganó los títulos, a la vez que encabezó decenas de remontadas espectaculares, con series ofensivas ganadoras (40, para ser exactos, un récord que ahora tiene Manning con 48) puso su reputación de vuelta en la línea.

Elway tenía concesionarias de automóviles y otras empresas comerciales, incluso un equipo de la Arena Football League.

“Pero en última instancia, esto es lo que yo quería hacer de nuevo”, dijo. “Me gusta el lado competitivo de la misma. El hecho de que uno es calificado, semana tras semana. Y eso que hay una gran premio al final del camino, si haces las cosas bien. Ese es el Super Bowl. El hecho de que yo podría hacerlo en Denver lo hizo aún más especial.”

Hasta ahora, casi todos los movimientos de alto perfil que ha hecho desde que llegó y asumió el título de vicepresidente ejecutivo de operaciones deportivas en enero de 2011 han mejorado al equipo.

-Escogiendo a Von Miller con la segunda selección en el draft de 2011 no era un riesgo enorme, aunque con 10 capturas esta temporada, Miller, al menos, está a la altura de su contratación.

-Willis McGahee, Brandon Stokley y Trindon Holliday – todos han sido traídos por Elway, quien también ha hecho progresos significativos en la limpieza del tope salarial inflado de Denver.

-Contratando a John Fox, un entrenador con un récord 73-71, no se consideró una opción tan segura. Elway admite que no conocía tan bien a Fox.

“Pero miró a este edificio cuando llegué aquí y todo el mundo estaba tan desmoralizado”, dijo Elway. “Una cosa que se me quedó grabada fue la actitud positiva de John. Él era extrovertido, amable y positivo. Para mí, esa fue la característica número 1. Era alguien que podría conseguir rehabilitar a esta organización, que todo el mundo se emocionara por jugar al fútbol americano de nuevo.”

Al dejar de lado la sabiduría convencional, Fox y el coordinador ofensivo Mike McCoy restructuraron la ofensiva en 2011 y construyeron un equipo que llegó a los playoffs con Tebow como mariscal de campo.

Ahora, con Manning, el cuerpo técnico se ha recreado de nuevo. Ellos están construyendo alrededor de Manning, quien ha devuelto el favor al convertirse en mariscal mejor ranqueado de la NFL después de nueve partidos.

“Todo el mundo quiere ver la fuerza de su brazo, pero una cosa que a veces pasan por alto es que es tremendamente preciso”, dijo Elway. “Lanza una bola muy atrapable. A la parte de la precisión no se le da el crédito suficiente.”

Se ha hablado mucho de la conexión intrínseca de mariscal de campo a mariscal de campo entre Elway, el último mariscal de campo en traerle un Super Bowl a los Broncos y Manning, quien fue llevado a Denver para ser el próximo.

Elway dice que nunca hubo preguntas sobre la ética de trabajo de Manning y al menos desde la perspectiva de los Broncos, el problema de su salud fue resuelto.

“Pero había, sin duda, un aspecto negativo. No fue unánime” alrededor de la liga, dijo Elway. “Supongo que porque yo era el que estaba en la silla y tenía que hacer abiertamente esta decisión, por lo tanto iba a recaer sobre mi. Ya lo sabía. Y yo sabía que había un montón de gente ahí fuera que decía ‘De ninguna manera’, que probablemente han cambiado de opinión ahora.”

NFL en México. Las mejores noticias de la NFL en español. Resultados y estadísticas de la NFL para ti.

https://interceptado.com/nfl-mexico/se-siente-la-influencia-de-john-elway-en-denver/