Jugadores franquicia en 2014

por: interceptado.com 11 / febrero / 2014

El año pasado, sólo ocho equipos utilizaron la etiqueta de jugador franquicia, por debajo de las 21 del año anterior. Fue una sorpresa, hasta que el mercado de la agencia libre se abrió y el gran dinero, simplemente no estaba allí.

Este año, existen opiniones encontradas en cuanto a la cantidad de dinero que fluirá en el mercado. En última instancia, cada equipo debe preguntarse si hay un potencial agente libre que merece la designación de jugador franquicia, un salario garantizado de un año que necesariamente se convierte en el punto de partida para un acuerdo de varios años que podría superar significativamente el mercado global de los jugadores en esa posición.

He aquí un vistazo a los candidatos potenciales para la etiqueta en cada ciudad de la NFL, con base a la lista no oficial de los agentes libres de la AFC y NFC.

Arizona Cardinals: Mientras que la reestructuración de contrato de Larry Fitzgerald liberó más de $ 9 millones en espacio salarial, ningún agente libre de los Cardinals se convierte en un candidato obvio para la etiqueta, excepto tal vez el pateador Jay Feely, dada la relativamente baja oferta para jugadores franquicia que juegan en equipos especiales.

Atlanta Falcons: Los Falcons evitararon un dilema al estilo de Joe Flacco, firmando a Matt Ryan el año pasado. No hay nadie más digno de la etiqueta en el equipo.

Baltimore Ravens: Un año después de que los Ravens fueron acorralados con $ 20.1 millones de dólares al año por Joe Flacco, que bien pudo haber conseguido una oferta inigualable si se le daba la etiqueta no exclusiva, los Ravens tienen una decisión menos costosa por hacer con respecto al ala cerrada Dennis Pitta. Aparte de las preocupaciones persistentes acerca de su lesión en la cadera, los Ravens se arriesgarían a un argumento de que Pitta en realidad es un receptor, elevando su oferta por más de $ 4.5 millones. Otro candidato para la etiqueta sería el tackle izquierdo Eugene Monroe; el ala defensiva Arthur Jones es poco probable que reciba la etiqueta de jugador franquicia.

Buffalo Bills: Si los Bills utilizan la etiqueta de jugador franquicia sobre el safety Jairus Byrd en 2014, tendría derecho a un aumento del 20 por ciento por encima de los $ 6.916 millones de dólares millones, lo que equivale a $ 8.299 millones de dólares para el 2014. Lo que equivale a demasiado para un contrato de un año por un safety. La etiqueta de este año, en última instancia podría ir al pateador Dan Carpenter, teniendo en cuenta que la etiqueta para los especialistas es muy generosa y teniendo en cuenta el hecho de que Carpenter empató el récord de la franquicia con goles de campo realizados en una temporada (33), con cuatro viniendo de más de 50 yardas.

Carolina Panthers: El ala defensiva Greg Hardy se ha convertido en el candidato más probable para la etiqueta, ya que por razones del tope salarial podría hacer más difícil justificar el gasto, con Cam Newton ahora elegible para un nuevo acuerdo, Luke Kuechly a un año de distancia, y Star Lotulelei un año detrás de Kuechly. Si Newton no presiona por un acuerdo de mucho dinero en esta temporada baja, los Panthers podrían quedarse un año más con Hardy. Más allá de 2014, será difícil de mantener a todos los grandes jugadores jóvenes de los Panthers alrededor.

Chicago Bears: El tackle defensivo Henry Melton se está recuperando de una rotura de ligamentos, y él tiene derecho a un aumento del 20 por ciento por encima de su salario de $ 8.45 millones de dólares por ser el jugador franquicia en 2013. Con el mariscal de campo Jay Cutler firmando un acuerdo a largo plazo, realmente no hay nadie más que merece un gran día de pago, especialmente en 2014 cuando la cifra de Cutler contra el tope salarial es superior a $ 20 millones.

Cincinnati Bengals: El ala defensiva Michael Johnson fue etiquetado el año pasado, no hay manera de los Bengals le aumentarán su suedo un 20 por ciento para una segunda temporada con la etiqueta, especialmente después de pagarle a Carlos Dunlap y Geno Atkins. El tackle Anthony Collins podría ser un candidato para la etiqueta.

Cleveland Browns: Los Browns tienen un candidato en cada lado del balón. El centro Alex Mack y el safety T.J. Ward. En cuanto a Mack, el desafío viene porque todos los linieros ofensivos se agrupan en una sola categoría para los propósitos de la etiqueta, lo que significa que la oferta es impulsada por los salarios pagados a los tackles izquierdos de élite. Los safeties tienen su propia cifra, lo que haría una inversión inteligente negociar un acuerdo a largo plazo con Mack basado en el mercado para centros, y etiquetar a Ward.

Dallas Cowboys: Después de dos años consecutivos con la etiqueta, no hay manera de que los Cowboys la usarán en el ala defensiva Anthony Spencer por un tercer año. En virtud del acuerdo laboral colectivo, el precio se dispararía. Incluso si Spencer no se recupera de una rotura de ligamentos, no tendría sentido amarrar a Spencer de nuevo. Con el pateador Dan Bailey firmado, los Cowboys han dicho que no prevén utilizar la etiqueta.

Denver Broncos: El receptor Eric Decker presenta el mayor dilema para los Broncos. ¿Cuánto de su juego proviene de sus habilidades, y cuánto proviene de las habilidades de su mariscal de campo? ¿Y pueden los Broncos permitirse dedicarle más de $ 10 millones a Decker, cuando el mariscal de campo Peyton Manning está garantizado $ 20 millones? El corredor Knowshon Moreno no es un candidato probable para la etiqueta; dólar por dólar, Montee Ball sería una inversión mucho más prudente.

Detroit Lions: El mes pasado, el gerente general Martin Mayhew dijo que no estaba seguro de si el ala cerrada Brandon Pettigrew sería etiquetado. Antes de tomar una decisión final, Mayhew puede calcular las veces que Pettigrew se alineó como receptor y como ala cerrada. El recuento final podría ser un factor muy importante en la determinación final. Mientras que los Lions tienen a muchos agentes libres, ninguno de ellos merece la etiqueta de jugador franquicia.

Green Bay Packers: Hace dos años, los Packers planeado etiquetar al ala cerrada Jermichael Finley, saliéndose con la suya con un contrato anticipado de dos años sobre si él es un receptor. Incluso si no se recupera de una cirugía de cuello, hay una buena posibilidad de que no lo volverían a hacer. De lo contrario no hay nadie que merece la designación.

Houston Texans: Ninguno de los nombres en la lista de potenciales agentes libres de los Texans amerita la etiqueta de jugador franquicia, en gran parte porque el equipo terminó 2-14 en 2013. El corredor Ben Tate podría ser un candidato, si los Texans optan por dejar ir a Arian Foster. Sin embargo, con muchos jóvenes corredores disponibles en todas las rondas del draft, la etiqueta sólo se debería utilizar para un talento muy especial en la posición. El ala defensiva Antonio Smith no recibirá consideración seria para la etiqueta, principalmente debido a que los Texans finalmente estarán haciendo una inversión gigantesca en otro tipo que juega en esa posición específica para los Texans.

Indianapolis Colts: Pat McAfee fue etiquetado en 2013. Con un aumento del 20 por ciento, tendría derecho a $ 3.57 millones si los Colts lo etiquetan de nuevo. Eso probablemente es demasiado, dado el mercado y la afluencia anual. Otros candidatos incluyen el esquinero Vontae Davis, el corredor Donald Brown, y el pateador Adam Vinatieri, quien tuvo uno de los mejores años de su carrera. Sería difícil justificar gastar millones en Brown. Davis podría ser el ideal para ser etiquetado, sobre todo porque los Colts tratarán de justificar la selección de segunda ronda que fue sacrificada en 2013 para conseguirlo en un cambio con los Dolphins durante el campo de entrenamiento en 2012.

Jacksonville Jaguars: El corredor Maurice Jones-Drew podría ser uno de los agentes libres de más alto perfil en la historia del equipo, pero la edad y las lesiones hacen que sea poco probable que los Jaguars desembolsen más de $ 8 millones de dólares por mantener a Jones-Drew alrededor por una novena temporada.

Kansas City Chiefs: El año pasado, los Chies se las arreglaron para llegar a un acuerdo a largo plazo con el receptor Dwayne Bowe y etiquetar a Branden Albert. Los Chiefs luego trataron sin éxito de cambiar a Albert. Después de los problemas del novato Eric Fisher como tackle derecho, los Chiefs podrían no estar dispuestos a confiarle la posición de tackle izquierdo a la primera selección global del 2013. Lo que podría obligarlos a darle a Albert un aumento del 20 por ciento para 2014, o firmarlo a un contrato a largo plazo.

Miami Dolphins: El tackle defensivo Randy Starks fue etiquetado el año pasado. Costaría $ 10.14 millones en 2014, lo que significa que no va a suceder. Tendría más sentido desembolsar un poco más que eso para etiquetar al esquinero Brent Grimes, quien llegó con contrato de un año y $ 5.5 millones dólares, y tuvo una temporada muy sólida con los Dolphins.

Minnesota Vikings: A los Vikings seguramente les encantaría mantener al ala defensiva Jared Allen alrededor, pero no a un aumento del 20 por ciento por encima de sus $ 17 millones contra el tope salarial en 2013. Más allá de Allen, ninguno de los otros agentes libres son dignos de la etiqueta.

New England Patriots: El esquinero Aqib Talib tendrá un mercado fuerte, si llega allí. Él va a estar libre a menos que los Pats le presenten una oferta atractiva por varios años o que utilicen la etiqueta de jugador franquicia. Es mucho dinero por alguien que no es un mariscal de campo, pero Talib se ha convertido tan indispensable para la defensa, especialmente a la luz de la forma en que jugó el equipo después de que se lesionó ante los Broncos en el Juego de Campeonato de la AFC.

New Orleans Saints: Jimmy Graham serán etiquetado, a menos que los Saints elaboren un nuevo contrato con él antes de la fecha límite para la aplicación de la etiqueta. Es posible que las dos partes vayan a utilizar la incertidumbre de si es un ala cerrada o un receptor como término medio. Aparte de eso, los Saints quieren etiquetar a Graham como ala cerrada, y Graham argumentará que en realidad es un receptor, y un tercero decidirá el valor del primer año de la operación a largo plazo que, inevitablemente, se negociará hasta mediados de julio.

New York Giants: Los Giants probablemente etiquetarían al receptor Hakeem Nicks sólo si ellos creían que sería el precursor de un acuerdo a largo plazo. En base a su desempeño en 2013, el dinero ya invertido en Victor Cruz, y el potencial de Reuben Randle, no tiene sentido hacer una inversión a largo plazo en Nicks. Es mucho más realista para los Giants considerar etiquetar al linebacker Jon Beason o al tackle defensivo Linval Joseph.

New York Jets: El pateador Nick Folk podría tener más sentido, debido a la importancia de tener un pateador confiable. Si los Jets están inclinados a gastar mucho más que eso, el subestimado tackle derecho Austin Howard podría ser un candidato. Sin embargo, son pocos los linieros ofensivos que no juegan como tackles izquierdos y ganan esa cantidad de dinero.

Oakland Raiders: Con casi $ 70 millones en espacio salarial para el 2014, los Raiders podrían utilizar la etiqueta para mantener a cualquiera de sus agentes libres alrededor. El tackle izquierdo Jared Veldheer es el candidato más probable. Otras opciones serían el ala defensiva Lamarr Houston, que tuvo 6 capturas en 2013 y, posiblemente, el tackle defensivo Pat Sims.

Philadelphia Eagles: Por segundo año consecutivo, los Eagles tienen pocos agentes libres. Los nombres más importantes son receptores, pero con DeSean Jackson ya ganando $ 10 millones en 2014, es difícil justificar dándole más que eso a Riley Cooper. Y con Jeremy Maclin recuperándose de una rotura de ligamentos que sufrió en el campo de entrenamiento, sería tonto garantizarle una gran cantidad de dinero. El pateador de despeje Donnie Jones podría ser una opción para la etiqueta, dada la baja magnitud de la etiqueta de jugador franquicia para los especialistas.

Pittsburgh Steelers: Los Steelers optaron por no utilizar la etiqueta el año pasado en el receptor Mike Wallace. Lo más probable es que no van a usarla sobre el receptor Emmanuel Sanders, especialmente a la luz del dinero pagado anteriormente al JMV del equipo Antonio Brown. En la defensa, el linebacker Jason Worillds podría ser un candidato, pero rutinariamente los linebackers de los Steelers se marchan a través de la agencia libre, ya que el equipo está seguro de que encontrará un reemplazo desde adentro.

San Diego Chargers: Es probable que sea el linebacker Donald Butler o nadie para Chargers. Las conversaciones sobre un nuevo acuerdo comenzaron en agosto pasado, si un acuerdo no se puede resolver, podría ser el momento de etiquetar a Butler.

San Francisco 49ers: Los 49ers tienen varios agentes libres que necesitan mantener. Desde el receptor Anquan Boldin, el esquinero Tarell Brown, el safety Donte Whitner, ninguno amerita mucho dinero por contratos de un año. En cuanto al pateador Phil Dawson, para quien el entrenador Jim Harbaugh ha presionado públicamente, la etiqueta de jugador franquicia no es una opción, a menos que los 49ers quieran pagarle como a un quarterback. La queja presentada hace dos años por el quarterback de los Saints, Drew Brees dio lugar a una determinación de que las etiquetas de franquicias aplicadas en los últimos años por otros equipos cuentan para determinación total de la etiqueta. Debido a que Dawson fue etiquetado en dos ocasiones por los Browns, otra etiqueta de cualquier equipo daría lugar a la aplicación de la oferta más alta para cualquier posición.

Seattle Seahawks: La etiqueta se podría aplicar al ala defensiva Michael Bennett, pero sería más del doble de los $ 5 millones de dólares que recibió en un contrato de un año en el 2013. Con el esquinero Richard Sherman seguramente queriendo más dinero ahora y seguramente otros que quieran más pronto, los Seahawks se verían obligados a dejar que Bennett se marche y reemplazarlo con un veterano que está dispuesto a recibir menos de un valor superior del mercado con el fin de ganar un anillo. Si no es Bennett, los Seahawks podrían estar inclinados a etiquetar al pateador Steven Hauscka. El año pasado, se las arreglaron para mantenerlo a pesar de no etiquetarlo. Este año, otro equipo va a ser más propenso a llevárselo.

St. Louis Rams: El tackle izquierdo Jake Long se rompió un ligamento a finales de la temporada 2013, por lo que es importante que los Rams mantengan a Rodger Saffold alrededor. Tendría más sentido firmar a Saffold a un acuerdo a largo plazo, por lo que estará alrededor para entrenamientos de temporada baja mientras Long sigue en rehabilitación. Si las conversaciones sobre un acuerdo a largo plazo fracasan, los Rams podrían no tener alternativas reales para etiquetar a Saffold.

Tampa Bay Buccaneers: Los Bucs tienen un nuevo entrenador y un nuevo gerente general. Como resultado, ninguno de los agentes libres inminentes merecen la etiqueta.

Tennessee Titans: De todos los posibles agentes libres del equipo, sólo el esquinero Alterraun Verner destaca. El safety Bernard Pollard tuvo un sólido primer año con el equipo, pero no tan bueno como para justificar la etiqueta de jugador franquicia.

Washington Redskins: Si alguien merece ser designado, va a ser el linebacker Brian Orakpo, quien se recuperó de una temporada desastrosa en 2012 con 10 capturas, y un tercer llamado al Pro Bowl. Si el equipo no lo puede firmar un contrato a largo plazo, la etiqueta debería ser algo obvio.

NFL en México. Las mejores noticias de la NFL en español. Resultados y estadísticas de la NFL para ti.

https://interceptado.com/noticias-nfl-mexico-en-espanol/jugadores-franquicia-en-2014/